Internet y el tiempo que pasan tus hijos conectados.

¡Comparte en tus redes!

¿Te ha pasado que llegas a casa y quieres hablar con tus hijos, pero ellos ni se enteran de que estás en la misma habitación por estar conectados a internet?. Seguramente, has tenido ganas de arrebatarles los teléfonos o tablets y aventarlos por la ventana, pero al final te das cuenta que sería tirar dinero a la basura.

Igual que tú, millones de padres alrededor del mundo deben competir con la tecnología por la atención de sus hijos. Una batalla que, debemos reconocer, siempre pierden. Pero no debes darte por vencido, por muy triste que se vea el panorama, existen algunas técnicas que pueden ayudarte a controlar el tiempo que pasan tus adorables tormentos en internet.

  1. Horarios. ¿Recuerdas que cuando ibas a la escuela recurrías a los libros para hacer la tarea o estudiar? Pues eso forma parte de una era prehistórica. Ahora, los estudiantes buscan todo internet, así que no puedes impedir que lo usen. Lo que sí te conviene es establecer horarios en los que podrán estar conectados. Puedes calcular el tiempo promedio que tardan en terminar sus deberes y añadirle una hora para que naveguen por ocio. Si tus hijos no respetan el horario, puedes recurrir a la técnica de nuestras abuelas, cuando le ponían un candado al teléfono. Coloca el modem en un punto al que sólo tú tengas acceso. Apágalo cuando terminen las horas permitidas. Seguramente en los primeros días habrá señales de molestia y te reclamarán, pero aprenderán a optimizar su tiempo en internet.
  2. Ejemplo. No importa cuántos años tengan tus hijos, tu comportamiento siempre es una guía para ellos. Así que, si quieres que se olviden un rato de sus redes sociales, definitivamente no puedes estar revisando tu teléfono o haciendo llamadas mientras comen o cuando están conviviendo. Pueden establecer algunas reglas, como: si alguien toma el celular a la hora de la comida, tendrá que lavar los trastes o limpiar el baño. Esos pequeños “castigos” también contribuirán a formarles un sentido de responsabilidad con las labores del hogar.
  3. Tecnología. La mejor manera de combatir el fuego es con fuego, así que puedes recurrir a diferentes herramientas tecnológicas que no sólo te permitirán controlar el tiempo que tus hijos pasan frente a la pantalla de sus dispositivos, sino que puedes restringir los contenidos que consideres inapropiados para ellos.
  • La más popular es Qustodio, la cual te permite supervisar el comportamiento de tus hijos en internet. Puedes crear perfiles para cada uno y personalizar los parámetros según su edad. Así, con palabras claves, puedes bloquear contenidos, páginas y aplicaciones. Además, esta herramienta te permite configurar sus dispositivos para que se apaguen después de determinado momento. Eso sin contar que puedes vigilar su actividad en redes sociales.
  • Ahora que, si quieres llevar un control más estricto, Amigo Control Parental es la herramienta ideal para ti. Esta aplicación no sólo te permite controlar el tiempo en línea y bloquear los contenidos, sino que graba todo lo que se ve en pantalla. Así que no hay forma de que no sepas lo que está haciendo tu hijo en internet.

La ventaja de estas aplicaciones es que operan en todo momento, por lo que tu hijo no necesita estar en casa para que puedas vigilar su comportamiento en la red.

Sin embargo, recuerda que la mejor herramienta siempre será tener una buena comunicación con tus hijos. Es importante que les expliques por qué no quieres que pasen tanto tiempo frente a la pantalla de sus dispositivos.