¡Comparte en tus redes!

Cómo convertirte en especialista para hacer miserable a un hombre

25-jul-2016_miserable

Cuando un hombre te ha tratado mal, lo primero que quieres es vengarte, regresarle lo que te hizo sentir con creces, elevado al cuadrado o al cubo, pues crees que solamente así podrás estar más tranquila. Es muy probable que le hayas dado clic a esta nota con la finalidad de encontrar un consejo que te ayude a saciar tus deseos de venganza, pero lo cierto es que este tema no va por ahí. ¿Para qué vengarte? Desperdiciar tu capacidad de análisis en cosas que no valen la pena, hace crecer tu rencor y, lo peor de todo, no solucionas nada, al contrario, creas problemas mayores y una serie de conflictos interiores que pueden llegar a enfermarte.

Si por curiosidad te animaste a darle clic a esta nota porque el título te llamó la atención, te decimos cómo convertirte en una mujer que hace la vida miserable de los hombres. Te lo escribimos como si fuese una serie de consejos para lograr la desdicha de ambos, la tuya y la de él, pero es con el propósito de invitarte a la reflexión. Aquí los consejos:

1.- Réstale importancia. Hazle saber que sus planes no importan, que son insignificantes, aburridos o que sencillamente no estás interesada en ellos. Trata de menoscabar su punto de vista.

2.- Repróchale. Cualquier cosa que él haga o diga que no sea de tu agrado, repréndelo, reclámale y ponte furiosa, esto lo hará sentir incómodo y enfadado cuando esté contigo.

3.- Descalifica sus muestras de afecto. No presten atención a las demostraciones de afecto que te haga tu pareja, y lo más importante, olvídate de decirle cuánto la amas.

4.- Presiónalo. Es muy sencillo hacer sosas como esta, solamente necesitas frases como: "¡Decídete ya!", "¡Si no tomas una decisión inmediatamente te dejo!", si lo presionas lo suficiente lograrás alejarlo de ti y quizá abrirás heridas de las que no te habías dado cuenta.

5.- Reclama todo lo que quieras. Estás en todo tu derecho de reclamar lo que tú quieras, pero él no, lo tiene prohibido. Si su corazón está lastimado tus reclamos ayudarán a hacerlo sentir peor, no te desgastes en querer apoyarlo.

6.- Habla de todo en un día. Las mujeres que se preocupan por sus parejas encuentran los espacios correctos para tener este tipo de conversaciones, pero si lo que deseas es hacerlo miserable evita encontrar la serenidad y habla todo lo que quieras sin escuchar, quizá sea más divertido que la conversación se convierta en un intercambio de insultos, así lograrás alejarlo y hacerlo sentir desdichado. No desperdicies tiempo en calmarte, respirar profundo. Intenta presionarlo con conversaciones interminables, no pierdas tiempo es tratar de saber cómo se siente o si es el tiempo oportuno para charlar.

7.- Toma represalias. Busca venganza o hacerle daño a esa persona que amas, no mejorará nada pero al menos lograrás hacerle ver que no es buena idea meterse contigo.

Con estos consejos su vida de él será miserable, pero debes estar dispuesta a pagar el precio, pues la tuya también lo será, quizá en mayor medida.

Cómo disfrutar de una amarga infidelidad, aquí.

Riesgos y consecuencias de tener sexo ocasional, aquí.