Corta tu cordón umbilical

¡Comparte en tus redes!

El matrimonio logra mayor éxito cuando es independiente económicamente y sentimentalmente. Desafortunadamente son comunes los problemas en la pareja debido a la intervención del padre o la madre de alguno de los cónyuges.

Marido y mujer llegan a tener conflictos porque decidieron no independizarse y seguir a la expectativa de sus padres. Esto no tiene nada que ver con que pidas consejos, pues los consejos siempre serán bienvenidos de la voz de la experiencia, pero es muy distinto que escuches palabras sabias a que te resuelvan el problema, o peor aún, que alguien más se involucre en tus asuntos de pareja.

Corta tu cordón umbilical, hay dos formas en la que puedes seguir alimentándote por este conducto. La primera es la independencia económica, tus padres o los de tu pareja siguen proveyendo recursos económicos para que tu matrimonio se mantenga estable, pero si sigues viviendo así podrías acarrear conflictos en tu relación; La otra forma es la dependencia emocional, esto es cuando uno de los cónyuges es influenciado por alguno de sus padres al tomar decisiones importantes, es decir, les das más importancia a los consejos de tus padres o uno de ellos y tomas como segundo plano las opinión de tu pareja.

Los padres siempre serán parte importante en la vida de la pareja, pero debes considerar que tú ya estás formando una nueva familia, así que lo más aconsejable es que trabajes en equipo y no en ver qué familia o quién es quien tiene la última palabra. La única familia que gana y que pierde eres tú y tu pareja (y tus hijos, si los hay).

Trata a tus padres y a tus suegros con respeto, hazles saber que agradeces su ayuda, pero fija límites. Necesitas promover una independencia saludable con el propósito de que el matrimonio se consolide y llegue a la madurez.