7 cosas que debes considerar antes de mudarte con tu pareja

¡Comparte en tus redes!

Llevas tiempo saliendo con tu pareja. Las cosas se han vuelto más serias y están listos para un compromiso mayor. El matrimonio no es para ustedes, o tal vez sólo no están listos para él. Así que, ¿por qué no mudarte con tu pareja ?

Ten presente que mudarte con tu pareja va más allá de dormir y despertar juntos todos los días. A partir de ahora convivirás con una persona que tiene una educación diferente a la tuya. Seguramente él suele tender la cama de una manera diferente a la tuya, o suele dejar la ropa tirada por todos lados.

Aunque la idea de compartir el mismo espacio puede ser muy romántica, puede volverse una pesadilla si no aclaran algunas cosas antes de llamar a la mudanza.

Aquí te dejamos sólo algunas de las muchas cosas que deben considerar antes de mudarse juntos:

  1. Hábitos. Antes de mudarse, hablen de sus costumbres. Conocer sus rutinas mañaneras les hará más fácil la convivencia.
  2. Responsabilidades. Repartan las tareas domésticas de forma equitativa. Si él cocina, tú lava los trastes. Establecer desde un principio quién lavará la ropa, sacará la basura o paseará al perro les ahorrará muchas discusiones.
  3. Finanzas. Los pagos de teléfono, luz, internet, agua, gas y despensa son responsabilidad de ambos, así que lo mejor será que armen un presupuesto. Aunque quieran remodelar su hogar a gusto de ambos, te sugerimos que primero ahorren un poco, de esta manera no desestabilizarán sus finanzas.
  4. Espacio. Si tu pareja se mudará a tu departamento, recuerda que ahora el lugar es de ambos, por lo que tendrás que ceder algunos cajones y espacio en el closet. Despídete de acaparar el baño.
  5. Tiempo. Vivir juntos no es sinónimo de que estén pegados todo el día. Tener tiempo para ti misma es esencial para tener una sana convivencia. Pueden compartir la misma habitación, pero cada uno enfóquese en hacer algo que les gusta.
  6. Visitas. Muchas personas aman hacer reuniones y recibir a sus amigos y familiares, pero otras tantas alucinan tener visitas. Será mejor que averigües qué opina tu pareja de hacer el papel de anfitrión.
  7. Alimentación. A menos que tengan un súper presupuesto que les permita comprar toda la comida que les gusta a ambos, lo mejor será que establezcan un menú básico que sea del agrado de los dos.

¿Estás lista para hacerlo?