¡Comparte en tus redes!

Felipe Ángeles

¿Crees en la mala suerte?

Desde tiempos lejanos la humanidad ha creído en la suerte, si te va bien eres un tipo con suerte, pero si te va mal, es que alguien te está haciendo algo para que tengas mala suerte  ¿Será cierto esto?

La definición que Wikipedia da a la palabra suerte es la siguiente: La suerte es un evento que ocurre más allá del control de uno, sin importar la voluntad propia, la intención o el resultado deseado. Estadísticamente, puede ser definida como el resultado positivo de un suceso poco probable, tras un número reducido de intentos relativo a anteriores experiencias o predicciones.

Desde mi punto de vista, la suerte es solo una consecuencia de las decisiones que has tomando a lo largo de la vida, pero como no nos gusta responsabilizarnos de nuestros errores, siempre será común culpar a la suerte, aunque en realidad se trata de solo una ley de vida que se llama Causa y efecto.

Somos nosotros mismos quienes en el día a día determinamos lo que nos sucederá o los resultados que obtendremos, pero es muy sencillo cambiar la “Suerte” en poco tiempo.

Para poder cambiar la suerte, debemos entender lo siguiente:

Mente negativa:

Si todos los días piensas en negativo, das por un hecho que no te mereces mejor y tus frases favoritas son “No puedo” “Es muy difícil” “No me lo merezco” entre otras frases que programan nuestra mente a lo negativo por obviado estamos causando un efecto negativo y desastroso en nuestra vida diaria, y si a esto le añadimos el miedo que podemos sentir, el resultado será efectivamente una racha de “mala suerte” Que en realidad solo es la consecuencia de pensar en negativo.

No crees que sería más sencillo entrenar tu mente a pensar en positivo, en creer que mereces todo lo que deseas, a visualizarte día a día viviendo todo aquello que te propones, creyendo en tus capacidades y virtudes, utilizando la objetividad y realidad de los hechos y situaciones, aceptando como un reto que puedes vencer cualquier obstáculo que aparezca en el camino, viviendo en presente y no en pasado. Si día a día cambias una actitud negativa por una positiva, te puedo asegurar que obtendrás como resultado una racha de “buena suerte” que simplemente será el efecto y resultado de tomar decisiones conscientes.

Atrévete a probar y tú mismo o misma comprobaras como todo puede cambiar.

Tagssuerte

Felipe Ángeles