¡Comparte en tus redes!

¿CREES QUE LO RÁPIDO Y FÁCIL ES LO MEJOR PARA EL SEXO?

edelmira_cardenasEn nuestra cultura estamos acostumbrados a vivir bajo la norma de lo fácil y sin complicaciones, escogemos caminos cortos o recursos cómodos, para cumplir nuestros objetivos. Acaso no han escuchado el terrible refrán ‘’el que no tranza no avanza’’ o ‘’peladito y a la boca’’. En el sexo sucede lo mismo, en lugar de buscar información de cómo construirla, comunicarla y equilibrarla, intentamos obtener fórmulas mágicas para vivirla y experimentarla.

Hace unos días, un grupo numeroso de mujeres me solicitaron el taller Uno de sexualidad, mientras lo impartía se enteraron de que el curso tres es de ‘’actividad sexual’’ (todo lo relacionado con la práctica y técnicas sexuales). A lo que reclamaron, y consideraron que era más urgente ese, que iniciar con el taller uno (autoestima y seguridad sexual).

Estoy de acuerdo con la premura de aprender nuevas técnicas amatorias, para mantener a la pareja entusiasmada en la relación, pero el mecanismo para que eso suceda es mucho más complejo, no se trata: ‘’De que tanto te interesa la satisfacción de tu pareja, sino de cuanto nos interesa la pareja, para darle satisfacción’’. El construir una sexualidad plena, es un proceso constante, delicado, con paciencia, y sobre todo, con tiempo suficiente.

Cada uno de nosotros trae su propio ‘’equipaje’’, cargado de miedos, inseguridades, y prejuicios, pero gracias a la autoestima de cada individuo, así como el respetar los diferentes puntos de vista, harán que crezca la intimidad y la cercanía, obviamente, sin dejar de mantener la autonomía e independencia de cada unos de ellos.

Estar ahí para nuestro amante implica situaciones tan sencillas, pero a veces tan poco fáciles de acometer, dejar de hablar por teléfono, poner de lado el internet e incluso evitar pensar en los asuntos personales por un momento, para atender y responder a las necesidades de nuestra pareja.

Los ‘’rapidines’’ son divertidos, le agregan espontaneidad a nuestra vida sexual, pero no siempre los atajos y salidas fáciles, son lo ideal para mantener una sexualidad viva, intensa, entretenida, y con buena comunicación.

Como diría el General Macarthur ‘’Despacio, que voy a prisa”.

Edelmira Cárdenas