¡Comparte en tus redes!

Cuándo un hobbie se convierte en un problema a atender

Edilberto Peña De LeónViendo este fin de semana lleno de finales en los deportes y observando a las llamadas “viudas del futbol”, se me ocurrió la necesidad de escribir sobre de las condiciones con las cuales un pasatiempo se convierte en un desorden que atender y prestarle atención incluso médica. Los vamos a enumerar:

  • Se prefiere el hobbie a cualquier otro contacto humano, salida o diversión con el grupo de personas que queremos (amigos, familia, etc).
  • Este entretenimiento es motivo de constantes discusiones y malestares con los que me rodean debido a mi inflexibilidad al respecto.
  • El mantener mi pasatiempo me lleva a gastos excesivos que ponen en riesgo las buenas finanzas de mi familia.
  • Cuando la persona que tiene este gusto, es incapaz de entender como los demás no pueden vivirlo como él, y menos entender que es casi un “deber” considerarlo, acomodar y reagendar la vida para que se respeten los tiempos gastados en el pasatiempo.
  • El tener una frustración en mi diversión me genera tal calidad de disfunción que hace imposible que cuenten conmigo por un día o dos mientras se me pasa el trago amargo.

Piensen en todas estas condiciones para una gran variedad de pasatiempos, como pueden ser: deportes, coleccionar objetos o incluso con el manejo de juegos y redes sociales en los dispositivos electrónicos.

El intervenir en estos casos, no es propiamente el manejo de una “adicción”, pero si requiere de un reacomodo de prioridades, evaluación de las razones por las cuales se desarrolló esta disfunción, y sobre todo, hablar con la persona y sus familiares para llegar a acuerdos de convivencia.

Dr. Edilberto Peña de León.

Edilberto Peña