¡Comparte en tus redes!

Cuando un jefe no es líder

Las formas en que un jefe echa a perder los resultados del equipo

Las formas en que un jefe echa a perder los resultados del equipo

Los casos son más comunes de lo que crees, llegas a tu oficina con toda la actitud y ganas de hacer perfectamente bien las cosas, y ¡sorpresa! el jefe llega de malas y comienza a ver todo lo negativo de un día anterior, tu buena vibra desaparece y comienza a verse un día gris y pesado.

Entonces qué es lo que tienes que hacer para que no te invada la mala vibra y las malas actitudes de tu jefe, cambiarte el chip y comenzar a hacer tu trabajo con toda la mejor actitud, recuerda que el cambio está en tí y no en él que ni sabes qué fue lo que le pasó, es obvio que no debes cargar con problemas de casa en el trabajo pero es inevitable, vives más en la oficina que en tu casa pero la realidad de muchos puede ser totalmente diferente a la tuya. Así que si detectas algunas de estas 7 actitudes en tu jefe es momento de hablar y pedir tres cosas indispensables en un equipo RESPETO - LIDERAZGO - TRABAJO EN EQUIPO

1.- Critica. Tacha constantemente los resultados de su equipo sin ofrecer una solución, aprovecha la oportunidad para resaltar sus fallas o supuestas fallas.

2.- Humilla. Hace uso de palabras como "no es la primera vez que lo haces" o "te volviste a equivocar" en juntas o frente a los demás compañeros, aprovecha la oportunidad para menoscabar a los demás.

3.- Se adjudica logros o propuestas ajenas. Ignora cuando un empleado ya ha utilizado ciertas estrategias, y aprovecha la mínima oportunidad para decir cosas como "desde que empecé a implementar esto, las cosas mejoraron" demeritando el trabajo de los demás. Resalta los logros ajenos frente al jefe y le menciona a éste los desaciertos de su equipo.

4.- No reconoce logros. Prefiere guardar silencio o ignorar los logros de su equipo de trabajo.

5.- No es justo. Trata de darle preferencia a quien identifica como "su amigo" o "su favorito" y aprovecha cada oportunidad para desfavorecer a quien "le cae mal" o a quien identifica como "una amenaza" (buen empleado).

6.- No se informa de la forma de trabajo de su equipo. Desconoce la forma de trabajar de sus empleados, los tiempos y las actividades que deben realizar para hacer sus tareas, así que no le importa exigir más trabajo sin detenerse a pensar si los empleados tienen tiempo para eso.

7.- No reconoce sus errores. Él siempre tendrá la razón y lo que lleguen a opinar sus empleados que vaya en contra de su forma de ver las cosas se convierte en algo erróneo y equivocado.

Si algunas de estas características te están pasando en tu trabajo con tu jefe, habla con él, en muchas ocasiones es mucho más sano platicar de una forma imparcial lo que te pasando y cómo te estás sintiendo por que tus resultados se pueden verse afectados, tu creatividad cuartada y definitivamente te vas a empezar a quejar por cada rincón de la oficina y vas a empezar a ser esa personita a la cual todos le huyan por quejumbroso. Si tu jefe no te escucha aplica hablar con el administrativo o el departamento de recursos humanos, ellos te pueden orientar para saber cómo tocar el tema y hay algunas empresas que usan un sistema llamado write to speak en donde de forma anónima puedes explicar qué es lo que está pasando y sentirte un poco liberado ya que si es contundente la información que proporcionas platican con tu jefe pero sin decir quién escribió.

Ánimo, todo es posible solo es cuestión de que hables y pidas lo que necesites, pero sólo recuerda que hay una delgada línea entre el respeto y la sumisión, tu decide de qué lado quieres estar.

Qué hacer cuando un jefe desacredita tus opiniones, dale clic aquí.

Qué hacer cuando tu jefe tiene delirio de persecución, más información aquí.

La Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (PROFEDET) te ayuda a solucionar distintos problemas en materia laboral, más información aquí.