¡Comparte en tus redes!

Qué hacer cuando tu niño no quiere comer

Qué hacer cuando tu niño no quiere comer

Qué hacer cuando tu niño no quiere comer

En proporción a su tamaño, los bebés comen mucho más que los adultos, es por eso que a medida que crecen comienzan a comer menos, en el primer año de vida disminuye la velocidad de crecimiento, durante el primer año los bebés engordan y crecen más que en cualquier otra etapa de su vida.

La actitud de rechazo a la comida puede perturbar el almuerzo, comida o cena, lo importante es que como padre no pierdas la calma, no vale la pena que te molestes cuando tu niño no quiere comer. Los niños necesitan una guía para alimentarse, los padres pueden hacer mucho al educar correctamente a un hijo en sus hábitos alimenticios.

SABIDURÍA QUE AYUDA: De acuerdo con los expertos, lo niños de año y medio comen más que los de nueve meses, pero en el segundo año el crecimiento es más lento. Muchos padres creen que si al año y medio comía mucho a los dos años comerá el doble. Las expectativas de los padres pueden ser muy distintas y a veces les dan más comida de la que pueden ingerir. Los especialistas recomiendan respetar la sabiduría natural de los niños frente a sus necesidades fisiológicas.

Posibles causas

Posiblemente el niño no quiera comer porque te equivocaste en la ración y pretendes que coma más de lo que necesita; puede ser que tu hijo no desee comer porque está pasando por un mal momento familiar; o que tu hijo esté devorando la comida sin degustarla por ansiedad, en este caso debes motivarlo a comer más despacio y a degustar los alimentos; quizá la madre lo hace comer con prisas y amenazas; otro error es permitir que el niño coma a cualquier hora, menos a la hora de la comida; si tu hijo está enfermo su apetito desciende.

Soluciones para mejorar la alimentación de tu hijo

1.- Haz que se sienta a gusto. Mejora el ambiente de tu hijo a la hora de la comida, no castigues si no se termina la comida.

2.- Respeta los horarios. Comer a otra hora provoca malos hábitos, es mejor que les enseñes a comer a sus horas.

3.- Evita comida chatarra. No uses golosinas, galletas para que el niño deje de llorar.

4.- Cambia su percepción de comida. Este es un truco muy efectivo para hacer que tu hijo coma, pon un plato grande y la ración de comida que necesita en función de su edad. El niño verá el plato grande y pensará que es poca comida.

5.- Déjalo comer solo. Fomenta su autonomía permitiendo que él mismo se sirva de comer.

6.- Come en familia. Así tu hijo aprende de los hábitos alimenticios de los adultos.

7.- Fomenta alimentación equilibrada. Permite que tu hijo pruebe una variedad de alimentos saludables, así acostumbrará a su paladar a distintos sabores. No cometas el error de darle sólo lo que le gusta para evitar conflictos, la madre debe decidir qué comerá el niño, no lo contrario.

8.- Que coma en el lugar correcto. Enséñale a tu hijo a comer en un lugar destinado para ello.

9.- Haz que le guste. Puedes hacer que la hora de la comida sea un momento de diversión, prepara decoraciones o platillos atractivos y sanos.

10.- No lo presiones. Si tu hijo no se siente presionado comerá sin preocupación, ser firme con la hora de la comida no significa que debas amenazarlo.

Errores comunes de los padres en la educación de los hijos, en este link.

Errores que todo padre debe evitar, aquí.

Cómo reforzar el sistema inmunológico de niños pequeños, en este enlace.