¡Comparte en tus redes!

El peso de la mochila podría afectar la espalda de tu hijo

Cuánto debe pesar la mochila de tu hijo

¿Cuánto debe pesar la mochila de tu hijo? Haz un pequeño viaje al pasado, ubícate en el momento en que ibas a la escuela tomando la mano de tu madre o padre. Sobre tu espalda llevabas la mochila, donde llevabas el cuaderno de español, el de matemáticas, el libro de biología, el de ciencias naturales, el de historia... tus útiles escolares, los colores, el compás, el ábaco, la regla, tu desayuno, además del peso de tu cantimplora.

 

SABIDURÍA QUE AYUDA: De acuerdo con los especialistas en ergonomía, basados en minuciosas investigaciones, hay un tope máximo ideal para el peso de las mochilas, no deben superar el 15% del peso del niño, pues el principal problema de salud en los niños no es cargar el peso, sino lo repetitivo de esta acción, los niños van a la escuela y regresan a casa 5 días a la semana. Pero si estamos hablando de un tope máximo, lo ideal sería no forzar esa cantidad, así que mejor revisa que el peso de la mochila no más del 10% del peso de tu hijo. Si el niño pesa 30 kilos, su mochila no debería pesar más de tres kilos.

El volumen de la mochila también es importante, no debe ser más grande que la espalda de tu hijo, debe quedar cinco centímetros por encima de su cintura. Son mejores las mochilas anatómicas, que se adaptan a su espalda, mejor si tienen almohadillas y tirantes acolchonados. Si tiene tiras para abrochar la cintura garantiza un mejor ajuste.

Al comprar tu mochila, fíjate que el ancho de la mochila no debe ser mayor a los hombres del estudiante, elige las mochilas con muchos compartimientos, así distribuirás el peso de la carga.

Dile a tu niño que al cargar su mochila  su postura debe ser erguida, sin encorvarse, la mochila debe ir pegada al cuerpo en la zona lumbar. No le compres morrales o mochilas con un solo tirante, porque la carga cae sólo en un hombro. Los objetos pesados deben quedar próximos al cuerpo.

Una alternativa que puede proteger la espalda de tu hijo son las mochilas con ruedas y asa, la manera correcta de usar estas mochilas es empujándolas, nunca jalándolas.