¡Comparte en tus redes!

Cuatro Babys de Maluma: el objeto antes llamado hombre

¿Qué género musical te gusta? ¿El rock? ¿El reggaetón? ¿El pop? Pues bueno, como sea, esperamos que ya hayas escuchado la rola que ha azotado redacciones por su contenido calificado de misógino: “Cuatro babys”, de Maluma.

En la lírica, Maluma habla de la chiquita nalgona que lo busca, de las cuatro chavas que le dan lo que quiere, de que se lo tiran cuando él dice, solteras casadas, ¡de a montón! y ¿de eso no lo había cantado ya Pedro Fernández con “El Aventurero”? A Maluma, también ¡el mundo le importa poco!, pero va aún más allá.

Con el azote de estos cuatro perfiles de chicas que lo acosan, no falta la repulsión por todo lo dicho en la canción, en especial por la manera en la que se dice. De alguna forma nos hace pensar en un escenario lúgubre para el género femenino, casi a tono de la novela corte Sin City de Frank Miller ¿la topan?

Evitando caer en el rollo de odiar a los hombres o de levantar calificativos de manera indiscriminada, encontramos varios temas en los qué pensar, como ése de la petición a change.org de retirar el video por su contenido ¿neta?

Estamos seguros de que existen un sin fin de personas que detestan el reggaetón, quizá en esta redacción varios podríamos sumarnos a ese alucine y odio por ese género musical, pero ¡señores, esto es trap!

¿DE QUÉ VA EL TRAP EN LA MÚSICA?

Al igual que el rap, que en algún momento de los noventa lo hizo, el trap habla de las problemáticas que surgen de los barrios donde los músicos que lo cantan, crecieron, por lo regular en ambientes hostiles, precarios y llenos de problemas económicos y sociales. La rola de Maluma pertenece justo a ese género, si quieren en versión fresa, pero va del trap.

¿QUÉ OPINA EL WOMEN POWER AL RESPECTO?

En una perspectiva abierta, encontramos la opinión de Andrea Ocampo Cea, feminista que literalmente nos vino a dar una cachetada en la cara, pues al terminar de escuchar la rola de Maluma, estábamos con los ojos de plato, pensando en violencia contra las mujeres, en cómo se dirigía el modelo de machismo, en cómo los cuerpos parecían sólo cosificarse y mil cosas más espeluznantes. Y sí, puede darse, pero las preguntas que quedan al aire ahora a través de la mirada de Andrea son ¿qué tanta fuerza tiene la figura machista ahora? ¿qué modelos se han formado en torno a ella en las diferentes industrias, conforme a la integración de la mujer a la economía? ¿cómo esa integración ha deteriorado el modelo tradicional machista, al grado de que ahora en las rolas se habla de la capacidad de pago y la satisfacción de los deseos sexuales más profundos de las mujeres?

LA CENSURA

La mojigatez nos puede salir a flote cuando nos llega un tema como estos, donde lo más “natural” es que gran parte de la sociedad conservadora busque ocultarlo, negarlo y censurarlo y apelando por una postura más neutral del tema, más allá de pedirle a change.org que borre el trinche video, como sociedad podemos empezar a abrir los ojos y pensar a quién corresponde la tarea de educar en materia de salud sexual a los chavos.

NOTAS RELACIONADAS

Tips para escuchar música mientras  entrenas. Aquí.

7 Apps indispensables para escuchar música. Aquí.

La música te hace más productivo. Aquí.