¡Comparte en tus redes!

Leonel Castellanos

Cuenta historias como los grandes

A lo largo de los años me he dado cuenta de que una de las cosas más importantes para ser impactante al hablar con alguien más es aprender a contar historias. Ser un buen contador de historias te hará instantáneamente [email protected], interesante y carismá[email protected] Solo mira a los standuperos, conferencistas de TED, monólogos, etc así que hoy nos vamos a concentrar en convertirte en el mejor cuenta cuentos de México y sus alrededores. (entra música de película)

Cuando te encuentras en interacción con otro humano tienes 4 opciones de impacto en el receptor del mensaje:

  1. Sólo estás ahí (equis)
  2. Podrías no estar y da igual (mal!)
  3. Estás y eres buena onda, agradable y todo bien (bien pero no es suficiente)
  4. Estas ahí para IMPACTAR. (No sé tú, pero a mí me gusta esta opción)

 

IMPACTEMOS. Cuando cuentes una historia quiero que tengas la capacidad de hacerla completamente espectacular. Hay una gran diferencia entre sólo contar algo y hacer que el receptor del mensaje tenga una experiencia maravillosa. Una vez q logras la segunda fácilmente, la gente querrá escucharte, estar cerca de tI y hasta ser como tú, tan solo "contando historias".

 

He aquí los pasos para convertirte en una película con patas, pero en 3d, con surround, efectos de sonido, actores, música, escenas, espacios, vestuarios, etc.

 

  1. Cambia de estado (métete en el estado que quieres transmitir, realmente siente el mensaje que quieres enviar antes de empezar a hablar).

 

  1. Describe lugares y personajes a fondo: colores, tamaños gigaaanteees distancias enooormeees, texturas suavecitas y chiclosas y no menosprecies el uso de jugosos y deliciosos adjetivos y comparaciones. (hasta hambre me dio)

 

  1. Utiliza tu voz y tu cuerpo para crear tu película: Voces diferentes en cada personaje, música (cantada o tarareada por ti), efectos de sonido (¡PUM!), actuación en cámara lenta, subtítulos imaginarios, etc

 

  1. Sonríe, mira a los ojos a tus receptores dirigiéndote a ellos y si puedes inclúyelos en la historia, haz q sean "parte de" y participen. (tú y yo sufrimos en la participación oral escolar de tercero de primaria, es momento de nuestra venganza mua ha ha ha )

 

  1. Haz empatía y toca a la gente.

 

  1. Exagera movimientos, expresiones faciales, acontecimientos, por ejemplo, -no es lo mismo decir: "llegue tardé" a describir toda una persecución de la película "Misión imposible" para decir lo mismo.

 

  1. Toma elementos de otros lugares e incorpóralos, pueden ser de películas, otras historias, (si son cosas de los receptores mejor), cosas de tu entorno (hasta una servilleta sirve de disfraz, y ya lo has hecho antes en bodas, no te hagas)

 

  1. Si te interrumpen o pasa algo q rompa el flujo de tu historia, utilízalo, (este fue un consejo del mesero del restaurant dónde estoy escribiendo esto)

 

  1. Si encuentras un elemento en tu historia que gustó mucho, o hizo reír, repítelo (tal vez te vuelva a meter al mesero, ah no! Jajaja, bueno me entendiste ¿verdad?)

 

  1. Ríete de ti mismo, que no te de miedo hacer el ridículo, sino todo lo contrario, hazlo a propósito, yo le llamo ridículo controlado.

 

¡Voilá! Ve y practica y prepárate para volverte muy popular ¡tan sólo hablando!

Leonel Castellanos