¡Comparte en tus redes!

¡Cuida tus pies y prevén los molestos juanetes!

juanete¿Así que te gustan los zapatos con tacón alto? ¿Sientes alguna debilidad por los de punta estrecha? Si es así, tal vez es el momento de cambiar de calzado, pues ése favorece la aparición de los molestos juanetes.

El Hallux valgus, conocido popularmente como juanete, es una desviación del hueso del dedo gordo del pie, por la que se forma una protuberancia en la base de éste y favorece la superposición con el resto de los dedos.

El problema empeora y se vuelve realmente doloroso con el crecimiento de hueso extra y la formación de un saco de líquido.

Es cierto que usar zapatos de tacón alto es la principal causa de juanetes; sin embargo, este problema también puede ser hereditario. Sin mencionar que las personas que nacen con huesos anormales en los pies son más propensas a formarlos.

Quienes tienen juanetes también presentan piel callosa y enrojecida a lo largo del borde interno del dedo gordo, así como dolor articular que empeora con la presión de los zapatos.

Toma en cuenta que estas malformaciones tienden a ser más dolorosas y peligrosas para las personas con diabetes, por lo que, si tienes problemas con tu glucosa, extremes precauciones.

Los juanetes suelen ser más comunes en las mujeres, pero los hombres también pueden presentar estas malformaciones; además, no hay un rango de edad para que aparezcan, por lo que tus hijos pequeños y adolescentes corren el riesgo de deformar sus pies, si no usan los zapatos adecuados.

Aunque la prevención siempre será mejor, si ya tienes juanetes puedes aliviar las molestias, siguiendo alguna de estas recomendaciones:

  • Usa calzado con espacio amplio para los dedos.
  • Emplea plantillas de fieltro o hule espuma para proteger el juanete.
  • Compra en las farmacias o tiendas ortopédicas unos dispositivos llamados “espaciadores interdigitales”. Éstos funcionan como férulas y mantendrán tu dedo gordo en su lugar
  • Si tienes un par de zapatos viejos y cómodos, puedes hacerles un orificio en la zona del juanete. Esto evitará presión y permitirá que tu pie descanse, mientras estás en casa.
  • Es importante que, en cuanto notes molestias en la articulación del dedo gordo, cambies de calzado y consultes a un ortopedista.

Tratamiento

En un primer momento, el médico te prescribirá algunos analgésicos y antiinflamatorios para reducir los síntomas, así como el cambio de cazado, y posiblemente el uso de una plantilla.

En algunos casos es necesario realizar una operación para eliminar la deformación del hueso, pero existen más de cien procedimientos quirúrgicos posibles. Para elegir, el médico deberá tomar en cuenta el ángulo en el que se encuentra tu dedo y las diferentes anomalías anatómicas que favorecieran la aparición del juanete.

¡Cuida tus pies y elige zapatos cómodos!