¡Comparte en tus redes!

¡Cuidado con los diablitos!

diablitosEl deseo de ahorrarse unos pesos en el recibo de la luz puede llevarte a correr riesgos innecesarios. Sabemos que es una práctica antiquísima, pero los llamados “diablitos” son los responsables de innumerables incendios.

Elaborados con pedazos de madera, cartón y hasta láminas viejas, los diablitos se colocan en el interior de la caja de fusibles para alterar la lectura del consumo de energía. El problema, aparte de las multas que te impondría la Comisión Federal de Electricidad si te sorprende, es que estos materiales son altamente inflamables.

Basta un cambio de voltaje para producir una chispa y tu casa se incendie por completo, en cuestión de minutos.

Si en verdad quieres pagar menos, debes reducir tu consumo de electricidad. Créenos que no es tan difícil. Sólo tienes que aplicar algunas de las ideas que te hemos compartido en otras ocasiones (consulta la nota aquí).

Vale la pena aclarar que los diablitos pueden representar un riesgo, aunque no los instales en tu casa. ¿Alguna vez te has fijado a dónde se conectan los ambulantes para tener energía eléctrica en sus puestos?

Por supuesto, no hay una instalación eléctrica adecuada para que los comerciantes puedan usar sus focos, parrillas, freidoras, aparatos de sonido, televisiones y hornos de microondas. Lo que ellos hacen es conectarse directamente al transformador con un diablito.

En el mejor de los casos, sólo hay una o dos conexiones piratas, pero la mayoría de las veces son decenas de diablitos los que están conectados. ¿El resultado? El transformador puede sobrecalentarse en cualquier momento y explotar dejando sin electricidad a decenas de hogares.

Pero ahí no acaba la cosa, todos los cables que utilizan en los puestos de comercio informal están a la intemperie y sin protección alguna. En cualquier momento puede haber un corto circuito y desencadenar un incendio colectivo.

También existe la posibilidad de que la lluvia tire los cables y queden sumergido en el agua. Tal vez no lo sepas, pero la electricidad y el agua son dos elementos que jamás debes combinar.

Sabemos que es difícil luchar contra una estructura tan bien organizada como lo es el comercio informal, pero te recomendamos que reportes el robo de luz (¡porque eso están haciendo!) al 071.