¡Comparte en tus redes!

¡Cuidado! Podría haber una fuga de gas en casa

fugadegasTal vez no lo sepas, pero las fugas de gas pueden ser mortales. Basta con que tu familia aspire esta sustancia, por algunos minutos, para que sea envenenada. Pero éste no es el único riesgo. Dado que el gas se expande y mezcla rápidamente con el aire, el simple hecho de encender algún electrodoméstico o tocar el timbre pueden provocar una chista que desate un incendio.

Para evitar que tu familia esté expuesta a estos riegos, vale la pena revisar con frecuencia la instalación de gas. En realidad, este procedimiento es más fácil de lo que crees. Sólo necesitas:

  1. Agua
  2. Jabón lava platos
  3. Esponja
  4. Recipiente

Procedimiento:

  1. Llena el recipiente con agua y agrégale 3 cucharadas de jabón para lavar los trastes.
  2. Asegúrate de que el área en la que se encuentran los tanques o la conexión a la línea de gas natural esté perfectamente ventilada. Si no es así, abre una ventana cercana.
  3. Moja una esponja con la mezcla jabonosa, y pásala por todas las mangueras y líneas de gas en la cocina, baño y cuarto de lavado.
  4. Fíjate si el jabón forma burbujas en algún punto de las mangueras. De ser así, puedes estar segura de que en ese sitio hay una fuga de gas.
  5. Pon especial atención a las conexiones o válvulas, pues son las zonas más propensas a tener fugas. Además, debes revisar con mayor detalle las zonas en las que detectes hollín, este material suele ser prueba de que algo anda mal con las tuberías.
  6. Si en alguno de los puntos no pueden ver claramente las tuberías o mangueras, emplea un espejo para que te muestre si aparecen burbujas de jabón o no.
  7. Es importante que llames a la compañía que te presta el servicio de gas o a un plomero. No intentes hacer la reparación tú misma, pues podrías sufrir un accidente.

No dudes en compartir esta información con amigos y familiares.