Curiosas formas de renunciar

¡Comparte en tus redes!

Hay momentos en la vida en que tienes que tomar la decisión de renunciar, porque ya no estás a gusto en el lugar donde trabajas, porque no te dan oportunidad de crecimiento o porque encontraste una mejor oferta laboral.

Muchos empleados buscan la oportunidad de crecer, tanto económicamente como profesionalmente. Antes de renunciar a un trabajo considera que tienes que realizar un extenso trabajo de búsqueda de entrevistas y colocaciones de currículos. No renuncies sin haber buscado trabajo, la falta de empleo en México hace que esta tarea sea cada vez más difícil.

El que tu experiencia en una empresa haya sido mala no te da derecho a dejar una mala imagen a cambio de un desahogo emocional. Recuerda que después seguirás buscando empleo y la mayoría de las empresas piden referencia a las empresas donde has trabajado. Es casi seguro que alguna compañía le hará una llamada telefónica a tu ex jefe. Así que lo mejor es dejar una buena impresión hasta el último minuto. Sin embargo, hubo personas que encontraron algunas curiosas formas de renunciar. Aquí algunas de ellas.

Shifrin, una joven redactora de contenidos trabajaba en Next Media Animation, una compañía de producción de videos de noticias. Ella tuvo una idea original de renunciar, hacer un video muy a su estilo.

Este joven hizo que una banda musical tocara justo cuando él entrega su carta de renuncia. Lo hizo muy a su estilo, pero al parecer al jefe no le gustó mucho la idea.

Alguien más renunció con música, pero esta vez no fue con baile ni con música, ahora un conjunto de voces bien entonadas fueron las protagonistas de la renuncia.

El siguiente caso no fue real, se trata de una chica llamada Jenny. La historia dice que envió un mail a toda la oficina anunciando que renunciaba. En el video la joven saca los trapitos al sol de su ex jefe.

Chris Holmes, un británico de 31 años renunció a su trabajo en el aeropuerto de Stansted, lo hizo porque acababa de ser padre y su negocio de pastelería estaba creciendo, así que redactó su carta de renuncia y la presentó de una manera más que dulce, un pastel.

Carta de renuncia en un pastel

Carta de renuncia en un pastel