¡Comparte en tus redes!

Dale hogar a un gato callejero

gatoSi has decidido que tu familia necesita un integrante peludo, no tienes que adoptar forzosamente un perro. Los gatos son excelentes compañeros y necesitan tanto amor como los canes.

Sabemos que la personalidad independiente de los felinos ha hecho que muchos los consideren traicioneros y los peores animales para adoptar como mascotas; sin embargo, debes saber que los gatos pueden ser igual de amorosos y fieles que un perro, con las ventajas de que requieren menos cuidados y son más silenciosos.

Para adoptar un felino puedes acudir a algún refugio, hablar con alguien cuya gata haya tenido crías recientemente, o de plano rescatar a un felino callejero. Si te inclinas por esta última opción estarías salvando una vida, pues cada año, miles de angelitos gatunos son abandonados a su suerte en las calles.

Eso sí, debes tomar en cuenta varios puntos:

  • Veterinario. Si decides adoptar un gato callejero, debes llevarlo al veterinario inmediatamente. No importa si es un cachorro o un adulto, el médico debe revisarlo para saber si tiene alguna herida, está enfermo o tiene pulgas. Además, debe de aplicarle las vacunas necesarias.
  • Espacio. Dado que el gato pasará por un proceso de adaptación en el que no querrá estar cerca de la familia, es importante que cuente con su propio espacio. Un área en la que coloques todos los objetos que va a necesitas: juguetes, cama, caja de arena, etcétera.
  • Agua y comida. Debes buscar alimento acorde a la edad y peso de tu gato; sin embargo, cuando se trata de felinos callejeros, te recomendamos que los primeros días le des comida húmeda. El olor y aspecto de ésta le resultará más apetecible, por lo que le será más fácil adaptarse. No olvides colocar un plato con agua junto al recipiente en el que pongas su comida.
  • Caja de arena. A menos que quieras que toda tu casa esté bombardeada y huela a orines, debes comprar una caja de arena y entrenar a tu gato a usarla. Asegúrate de que ésta no quede cerca del área en la que comerá el felino.
  • Cama. No tienes que comprar nada elaborado o caro, bastará con un cojín o almohada en la que él pueda descansar. Después, de una vida en las calles, créenos que valorará tener un lugar cómodo y suave para dormir. La cama debe estar cerca de la comida, pero lejos de la caja de arena.
  • Rascadores. Si valoras tus muebles y cortinas, debes comprarle unos rascadores a tu gato. Los felinos necesitan afilar sus uñas constantemente, para ello ocupan cualquier objeto disponible. Mejor un rascador que tu sofá, ¿no?
  • Juguetes. Dado que los gatos son animales con in instinto cazador desarrollado, debes proporcionarle juguetes que le ayuden a ejercitarse y canalizar la energía acumulada durante el día. Puedes comprar ratones falsos, palos con cuerdas que pueda perseguir o muñecos de ese estilo.
  • Alturas. Recuerda que los felinos suelen trepar a los árboles y demás estructuras para observar desde esa perspectiva lo que sucede en el suelo o de plano huir del peligro, si no cuentas con jardín, puedes comprarle un árbol para gatos, que no son otra cosa que juguetes en los que pueden trepar y afilarse las uñas.

Sobre todo, debes ser paciente y respetar el proceso de adaptación del gato. Tardarás un poco en ganarte su confianza, pero no debes desanimarte. Mientras amor le demuestres, más rápido se acoplará a ti.