¡Comparte en tus redes!

Dale más luz a tu casa con estas sencillas ideas

luz_casaSi no tienes la suerte de que tu casa reciba luz natural, o su estructura y diseño hacen que se oscurezca con facilidad, no te preocupes, aquí te diremos cómo mejorar la iluminación y a la vez lograr que se vea más espaciosa.

Debes saber que diversos factores que intervienen en la propagación de la luz en una habitación, tales como la fuente de la iluminación, los materiales y colores de las paredes, la presencia o ausencia de espejos y la disposición de los muebles.

A partir de ello, para que tu casa tenga más luz debes:

  • Paredes. Píntalas con colores luminosos. Prueba con el naranja, el verde y el rosa, pues harán que tu casa se vea más iluminada, cálida y alegre. En caso de que alguna habitación no reciba luz natural, no debes usar blanco, pues hará que se vea lúgubre.
  • Techos. Píntalos con colores claros, sobre todo cuando tienen lámparas cuya luz debe reflectar hacia abajo y a los lados. En general, se recomienda usar blanco para aumentar la intensidad de la iluminación.
  • Espejos. Una forma efectiva de duplicar la iluminación de una habitación es colocar espejos que reflejen la luz de una lámpara o la que entra por la ventana durante el día. Esta técnica también hará que tu casa se vea más espaciosa.
  • Decoración. Para lograr que los colores de las paredes y la iluminación se aprecien debes colocar muebles y adornos que contrasten. Eso sí, no coloques elementos completamente oscuros pues generarás el efecto contrario. Prefiere aquellos objetos con toques de color.
  • Luz artificial. Debes colocar las fuentes de luz de forma estratégica. En la sala y comedor puedes colocar una lámpara central en el techo y complementar con otras en los muros. En el caso de las habitaciones pequeñas, te sugerimos que emplees lámparas de pie o mesa que puedan moverse de un rincón a otro si es necesario.
  • Muebles. Evita los muebles altos, pues bloquean el paso de luz y hacen que sólo se ilumine una parte del ambiente.
  • Cortinas. Coloca cortinas de telas claras y ligeras, como el lino y la gasa, pues permiten el paso de luz.

Al aplicar estas ideas no sólo mejorarás la iluminación de tu casa, sino que reducirás tu consumo de energía eléctrica.