¡Comparte en tus redes!

¡Dale Next! al estancamiento en tu vida

Mónica Venegas¡En este día quiero felicitar a todas las madres, espero que este día sea un día lleno de amor personal y que estén rodeadas del cariño de sus hijos aún si no están cerca de nosotras!

Recibo correos de personas brillantes, con mucho talento que desean lograr sus objetivos, pero se sienten estancadas y desdichadas al no poder cambiar su situación. Personas luchando por dejar atrás aquello que los lastima, convencidas que merecen una vida mejor, pero por más que lo intentan parece no funcionar y terminan resignándose con un sentimiento de frustración e infelicidad creyendo que esa es la vida “que les toco”. Enfrentémoslo, si nos sentimos estresados es porque alguna área de nuestra vida no está resuelta: ingresos, salud, una mala relación con tu pareja, cúmulo de deudas, problemas con los hijos, etc.

Una de las preguntas que más recibo en mis seminarios es si la razón por la que no podemos resolver nuestros problemas se debe a que no tengamos los recursos internos para enfrentarlos. No es que no tengamos los recursos para hacerlo. El problema es que queremos resolverlos con el enfoque equivocado. Y es que solo hay 2 enfoques: desde nuestros apegos o desde la independencia emocional. Y la Independencia Emocional inicia cuando encontramos un Momento Next! Hay momentos en nuestra vida en que nuestra situación actual es totalmente inaceptable. Esta reacción visceral ante cualquier evento es lo que llamo un Momento Next! Tu corazón y tu mente se alinean, ambos están de acuerdo que llegaste al límite con la condición actual y todo tu ser se prepara para hacer un cambio urgente y positivo en tu vida. Así, un Momento Next! podría ser una enfermedad, un divorcio, la muerte de un ser querido, la adicción de un hijo, el lugar donde vives, las deudas que tienes, etc. Y tal vez no sepamos cómo le vamos a hacer para desaparecer esa situación, pero sí estamos convencidos que ésta no puede seguir así.

¡Yo estoy bien!

Recuerdo en una conferencia como después de explicar esto, una mujer se levantó y me dijo algo molesta: Mónica, yo no estoy de acuerdo contigo, ¡yo estoy bien!. No hay algo que en estos momentos me afecte. “No es que no te afecte”-le respondí. “Es que ya te acostumbraste a tolerarlo”. ¿Cómo lo sé? Porque nuestra vida siempre es mejorable. Siempre hay algo que no está funcionando como debiera, sólo que no aprendemos a ser conscientes de ello y terminamos conformándonos o resignándonos a dichas situaciones. Luego muchos de nosotros andamos rezando: “Dios mío dame la fortaleza para soportar tal o cual cosa. Pedimos resistencia para tolerar los momentos difíciles. ¡Dejemos de pedir resistencia! Mejor, desarrollemos el valor para cambiar la condición que no nos gusta, alejarnos de quien nos lastima o incluso para brillar por ti mismo. No cometas el error de tolerar lo intolerable solo porque tienes la capacidad de hacerlo. Entonces, ¿cómo empezar a movernos del estancamiento?

¡Inconfórmate!

Empecemos por detectar nuestro Momento Next!, empecemos por preguntarnos ¿qué situación me está lastimando, me duele o ya no tolero más? ¿Hace cuánto estoy harto de esa relación dañina, de mis deudas, de mi trabajo mediocre, de mi físico, mi salud, del coche que manejo, la casa en donde vivo, o de sentirte solo? La lista podría ser interminable! Ahora, ¿por qué es tan importante estar inconformes todo el tiempo? ¿Acaso debemos estar enojados todo el tiempo? No, el propósito de esta inconformidad es preparar nuestro corazón y nuestra mente para salir de situaciones que no nos favorecen. Es simple. Si algo te está impidiendo elevar tu calidad de vida no es por falta de soluciones, es porque no llegamos al límite de nuestra tolerancia para tomar la acción necesaria para alejarnos de lo que nos agrada o nos impide relacionarnos. En otras palabras, preferimos encontrar pretextos que justifiquen nuestra falta de acción como: no tengo tiempo, ya para qué, es muy riesgoso o esta es mi cruz. Desafortunadamente las consecuencias de no actuar es que cuando racionalizamos la inacción a una experiencia negativa lo que realmente estamos haciendo es decirnos: “hice algo para merecer esto”. Esta creencia genera dependencia y suprime el dolor, el cual encontrará otra salida más dolorosa (una enfermedad, huir de casa, adicciones, depresión). Tal vez puedas pensar que mientras el problema no sea grave no importa. Pero no es lo que toleras, es la repetición de las situaciones desgastantes lo que hace que éstas se vuelvan intolerables. Algunas condiciones no deben ser aceptadas bajo ninguna circunstancia. Y cuando de rechazar lo que nos lastima se trata, debemos ser nada tolerantes.

Es tiempo de darle next! a la tolerancia y crear nuestras propias condiciones. No comentamos el error de tolerar lo intolerable solo porque tenemos la capacidad de hacerlo. Nuestro presente puede no ser siempre como lo queremos, pero siempre podemos crear nuestro Futuro Un Momento Next! a la vez. ¿Deseas vivir una vida sin Límites? Te invito a adquirir mi libro Dale Next! en las principales librerías y a suscribirte a mi

FB: Monica Venegas Independencia Emocional y Twitter: @monicavenegas.

Monica Venegas