¡Comparte en tus redes!

¡A darle! Haz estos ejercicios durante tu embarazo

ejercicios_embarazoAhora que sabemos que realizar alguna actividad física durante el embarazo es benéfico tanto para ti como para tu bebé, vale la pena revisar cuáles son los ejercicios que puedes realizar sin poner en riesgo tu salud y la del pequeño.

Antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios debes consultar con tu ginecólogo si ésta es adecuada. Recuerda que cada cuerpo es diferente, y el hecho de que tu prima pudiera hacer yoga sin problemas, no quiere decir que esta disciplina sea la ideal para ti.

Si sueles ejercitarte diariamente, lo mejor será que te apegues a rutina y hagas pequeños cambios, conforme tu embarazo evolucione. Ahora que si no estás acostumbrada a la actividad física deberás comenzar con pequeñas caminatas y no someter a tu cuerpo a esfuerzos innecesarios.

De hecho, caminar te ayudará a prevenir problemas circulatorios, el estreñimiento y las horribles hemorroides; además de que controlarás tu peso sin forzar a tu organismo.

Otros ejercicios que puedes realizar son:

  • Ciclismo. Al andar en bicicleta no sólo evitarás el exceso de peso, sino que tonificarás tus músculos mientras te distraes y relajas. Eso sí, sólo puedes hacer ciclismo durante los primeros seis meses de tu embarazo. Después de ese tiempo, el tamaño de tu vientre puede hacer que pierdas el equilibrio fácilmente. Créenos, es el peor momento para caerse.
  • Natación. Al sumergirte bajo el agua, tu peso se reducirá considerablemente, por lo que correrás menos riesgos de lesionarte un músculo. Además, el agua te ayudará a mantener tu cuerpo fresco y mejorar tu circulación, respiración y tono muscular.
  • Yoga. Con esta disciplina podrás mejorar tu postura corporal y prevenir dolores de espalda, hemorroides y vómitos, además te ayuda a eliminar la fatiga y la tensión nerviosa, mientras el feto se oxigena mejor.
  • Pilates. Ofrece los mismos beneficios que el yoga, pero al ser una disciplina más demandante, debes evitar los ejercicios y las posturas que presionen tu vientre.

En caso de que ninguno de estos programas llame tu atención, siempre puedes realizar algunos ejercicios de estiramiento en casa. Basta con trabajar piernas, brazos y el abdomen.