¡Comparte en tus redes!

Qué debes de hacer cuando te das cuenta de que perdiste a tu hijo

Qué debes de hacer cuando te das cuenta de que perdiste a tu hijo

Qué debes de hacer cuando te das cuenta de que perdiste a tu hijo

Obviamente, cuando se te pierde un hijo, no te pones a buscar en Internet algún tema bajo el título "los consejos que necesitas saber en caso de que se pierda tu hijo", por esa razón es muy importante que prestes atención a las siguientes recomendaciones, así sabrás qué hacer cuando ocurran este tipo de incidentes.

Una pequeña distracción de unos cuantos segundos puede provocar que tu hijo se pierda, cuando eso pase lo primero que debes hacer es mantener la calma, eso es algo muy importante. Los nervios no te permitirán pensar con claridad ni te ayudarán a solucionar el problema. Apréndete bien los siguientes pasos, así sabrás cómo actuar en esos momentos en que no ves a tu hijo, seguir las siguientes recomendaciones puede ayudarte a encontrar a tu hijo en el menor tiempo posible.

1.- Mantén la calma. De eso te hablamos al principio, trata de tranquilizarte y pensar con la cabeza fría.

2.- Observa. Una vez que lograste mantener la calma, mira con atención a tu alrededor y busca con tu mirada el color de su ropa.

3.- Habla. No esperes para pronunciar su nombre en voz alta, comienza a preguntarle a la gente que está cerca si ha visto a un niño con determinada descripción.

4.- Solicita ayuda. En caso de que haya un policía cerca no dudes en solicitarle ayuda, mientras más personas colaboren en la búsqueda tendrás más oportunidades de éxito.

5.- Intuye. Vislumbra qué pudo llamar la atención de tu hijo, alrededor hay muchas cosas que pudieron llamar su atención, por ejemplo, si ves un lugar donde venden algodones de azúcar, golosinas, juguetes, etc. empieza a buscar por ahí. Trata de ir a los lugares que posiblemente llamen la atención de tu hijo.

6.- Comunícate con tu pareja. Infórmale a tu pareja de lo sucedido, así aumentarás la posibilidad de encontrar a tu hijo.

7.- Activa la alerta AMBER. La Alerta AMBER es un sistema para buscar y localizar menores de edad que se encuentran en riesgo inminente de sufrir daños a su integridad personal, ya sea por motivo de ausencia, desaparición, extravío, privación ilegal de la libertad, o cualquier otra circunstancia donde se presuma la comisión de algún ilícito. ¿Por qué se llama así? Es por las siglas en inglés, que dicen America's Missing: Broadcasting Emergency Response, pero originalmente se usó como referencia al caso Amber Hagerman, una niña secuestrada en Texas que más tarde se encontró sin vida. Las primera horas de búsqueda son vitales, por eso la alerta es transmitida por los medios masivos, como televisión, radio, mensajes por celular, correo electrónico, etc., para llegar al mayor número de personas en poco tiempo. Desde 1996 está alerta fue implementada en diez países: Alemania, Australia, Canadá, Estados Unidos, Grecia, Francia, Reino Unido, Holanda, Puerto Rico y México, (el primer país de América Latina en adoptarlo).

Para activar la alerta AMBER:

  • Llama al 018000085400
  • Proporciona todos los datos que puedas de tu hijo: nombre, edad sexo, señas particulares, padecimientos, ropa, discapacidades, dónde fue visto por última vez, descripción de las personas o vehículos involucrados en la desaparición (en caso de conocer esa información).
  • En un lapso de tres horas la PGR evalúa la información que proporcionaste, por su parte la SSP enviará la alerta a todas las instancias que participan en la alerta.
  • Para que se active la alerta la víctima debe ser menor de 18 años de edad, estar en peligro inminente por sustracción, ausencia, desaparición o no localización, y que exista información suficiente sobre el menor y datos de las circunstancias.
  • Las instancias participantes son las autoridades federales y estatales, medios de comunicación, escuelas, comercios, aeropuertos, centros deportivos, estaciones de autobuses, Metro y redes sociales.

Cuando encuentres a tu hijo abrázalo, es muy probable que esté asustado, estando en casa háblale de forma calmada y refuerza las charlas en donde le hablas de las medidas de precaución. Recuerda fotografiar constantemente a tu hijo y tomar sus huellas dactilares.

Consejos para evitar que se pierda tu hijo, aquí.