¡Comparte en tus redes!

¡Deja que tu hijo lo haga sólo!

¡Deja que lo haga sólo!

¡Deja que lo haga sólo!

Los padres que son demasiado protectores y estrictos podrían bloquear la autonomía en los niños. Imagina que eres contratado por una importante empresa y que tu padre hable por teléfono a la compañía para negociar tus beneficios y tu salario. Después de eso, ¿crees que la empresa siga confiando en ti? Lo más seguro es que el personal de recursos humanos comience a tener dudas de tu contrato, pues la llamada de tu padre les extrañó en serio. Algo parecido pasa cuando tratas de ayudarle en todo a tus hijos.

Es algo muy normal que como padre te preocupes en apoyar a tus hijos, ¿cuán a menudo haces algunas cosas que tus hijos deberían hacer solos?, ¿realmente los estás ayudando? A medida que tus hijos crecen son más capaces y adquieren nuevas responsabilidades. Por ejemplo, a los 13 años ya puede usar redes sociales bajo tu supervisión, a los 8 años puede ayudar a lavar el coche, ayudar a trapear y a lavar el coche.

A los padres les cuesta trabajo aceptar que los niños están creciendo, es por eso que muchas veces deseas hacer algunas cosas por ellos, pero debes hacer que tus hijos hagan algunas cosas por sí mismos, por más que extrañes ser necesitado o requerido por tu hijo. Es bueno estar siempre disponible para tu hijo, pero también es sano enseñarle a ser independiente, dejar que intente hacer algunas cosas por sí mismo.

Darle autonomía a tu hijo va más allá de dejar que haga las cosas solo, debes estar pendiente para corregir algo que haya hecho mal, explicarle las reglas y enseñarle cómo hacerlo, después volver a dejarlos hacer un nuevo intento. Supongamos que le estás enseñando a tu hijo a ahorrar, ya le explicaste las reglas del juego, pero a pesar de eso gasta irresponsablemente. Más tarde encuentra una oferta en eBay de un juego y te pide más dinero. ¿Se los das? Desde luego te debe de preocupar que desarrolle malos hábitos con el uso del dinero. Lo correcto es mantenerte firme y no darle nada. Tu hijo debe aprender a vivir con el presupuesto destinado para él, ¡eso es enseñarle a tus hijos a ser autónomos!

Las águilas saben cuando sus polluelos tienen edad para volar, así que cuando llega el momento los empujan fuera del nido, sin embargo los padres están pendientes de atraparlos por si no abren las alas.