Delegar, un arte difícil de dominar

¡Comparte en tus redes!

Llevas dos semanas sin dormir y comer bien. Tu cuerpo está agotado, pero necesitas terminar todo el trabajo que se te ha acumulado en los últimos días. El problema es que mientras contestas una llamada tras otra e intentas terminar el reporte mensual, tu asiste sólo sirve cafés y saca fotocopias. Como tú, miles de jefes alrededor del mundo prefieren hacerse cargo de todo el trabajo y no les gusta delegar.

De acuerdo con Jay Van Andel, cofundador de Amway Corporation, la única manera de avanzar en cualquier negocio es delegar. Si monopolizas el trabajo en tu empresa, lo más seguro es que siempre te falte tiempo, te sobren responsabilidades y tu negocio se quede estancado.

Las excusas más comunes para no delegar responsabilidades son:

  • No puedo darme el lujo de pagarle a alguien para que haga esto por mí.
  • Se necesita mucho tiempo para capacitar a alguien. Yo lo puedo hacer más rápido.
  • Nadie puede hacer esto tan bien como yo.

Lo cierto es que delegar no es tan difícil como piensas. Si no quieres contratar personal de planta, puedes recurrir a profesionales freelancer o a algún outsourcing.

Pero antes de ponerte a buscar gente, debes tomar en cuenta que delegar no es transferir trabajo, significa involucrar a otras personas en la responsabilidad de obtener resultados. Así que no se vale meter la nariz en el trabajo de los demás. Si te pones a criticar arruinarás la productividad de tus colaboradores.

Ahora bien, el arte de delegar consta de siete sencillos pasos:

  1. Define qué es lo que necesita hacerse
  2. Asegúrate que la persona que reciba la responsabilidad entienda bien lo que tiene que hacerse.
  3. Explícale lo que tiene que hacerse
  4. Sin interferir demasiado, enséñale cómo debe de hacerse
  5. Cerciórate de que tu colaborador entienda todo el proceso de cómo debe de hacerse
  6. Establece una fecha de entrega de resultados
  7. Confirma que exista un acuerdo en la fecha y hora de entrega, así como la forma en que presentará sus resultados.

Seguramente te resultará difícil delegar responsabilidades, lo importante es que no pierdas la paciencia y permitas que tus colaboradores te demuestren sus capacidades.

Fuente: Soy Enterpreneur, CNN, Instituto PyME, Emprende PyMES