¡Comparte en tus redes!

Depresión posparto ¿Te ha pasado?

Acabas de tener un bebé hermoso, pero, tienes ganas de llorar, desdicha, preocupación, fatiga e inseguridad, eso es depresión posparto, pero no estás sola, entre el 40 y 80 por ciento de las nuevas mamás experimentan la tristeza después del parto.

depresion posparto

De acuerdo a estudios, la depresión afecta al doble de mujeres que, a hombres, con un episodio de depresión grave a lo largo de la vida del 16,5% frente al 8,9% de los hombres.

Los síntomas más a detalle de una depresión después del parto son si presentas todos los días, durante la mayor parte del día, y si son por dos o más semanas consecutivas:

  1. Sensación de tristeza profunda, vacío o desesperanza.
  2. Pérdida de interés en actividades que antes te agradaban.
  3. Dificultad para dormir de noche o para mantenerte despierta durante el día.
  4. Pérdida de apetito o consumo en exceso de alimentos, lo que da como consecuencia un cambio de peso no intencional.
  5. Sentirte tan exhausta que eres incapaz de salir de la cama por varias horas.
  6. Sentimiento de inutilidad o culpa excesiva.
  7. Dificultad para concentrarte o para tomar decisiones.
  8. Sensación de que vivir no vale la pena.
  9. Agitación o pereza.
  10. Irritación.
  11. Llanto constante.
  12. Evitar los amigos y la familia.
  13. Preocuparte excesivamente por el bebé.
  14. No interesarte por el bebé o no lograr cuidarlo.
  15. Si presentas 5 o más de estos aspectos, es depresión posparto.

Bueno y seguro que te preguntar por qué ¡carambas! tengo este trastorno, pues bien, dar a luz a un bebé es una proeza casi épica de mucho esfuerzo con cambios físicos y mentales, lo que deriva en una combinación de factores hormonales, medioambientales, emocionales y genéticos que no se puede controlar.

No todas las mujeres sufren de este trastorno que puede llegar inclusive a atentar contra la vida del pequeño como de la propia madre. Tienes más posibilidades de desarrollar depresión después del parto si:

  • Si tuviste situaciones o eventos estresantes durante el embarazo.
  • Sufriste de depresión o ansiedad durante el embarazo.
  • Haber sufrido de depresión previamente.
  • Una experiencia de parto traumática.
  • Dificultad para amamantar al bebé.
  • Un nacimiento prematuro.
  • Falta de apoyo social.

Lo mejor para tratar la depresión posparto es identificarla adecuadamente y desde el principio, pues puede durar meses e incluso años.

La depresión posparto se atiende como cualquier otra depresión, con una buena terapia Psicológica y es mejor cuando la madre se encuentra amamantando al bebé, aunque en algunos casos es necesario combinarla con algunos medicamentos.

En estas terapias se le hace ver a la nueva mami que su problema tiene cura, necesitará apoyo, tranquilidad, y es de suma importancia que su pareja se involucre tanto en el tratamiento como en la rehabilitación y terapias.

Notas relacionadas:

¿Qué pasa cuándo te conviertes en mamá y descuidas a tu pareja? Aquí.

¿Por qué ya no quiero tener relaciones sexuales con mi esposo? Aquí.

Trastorno obsesivo compulsivo: qué es y cómo detectarlo. Aquí.