¡Comparte en tus redes!

Descalificar e insultar al que no piense igual

Adrian_guitierrezComienzo este escrito mandándole mi más sentido pésame a Yordi Rosado ya que es fanático del Cruz Azul quien en estos momentos pasa por una severa crisis, acaba de perder a su técnico, tiene casi 20 años sin ser campeón, no va a calificar a la liguilla, se va a quedar sin estadio y sus aficionados sufren de un bullying constante y generalizado llegando a inventarse el verbo cruzazulear para hacer referencia a una fallas increíbles.

Yo soy fanático del Guadalajara quien la semana pasada enfrento al América en juego de semifinal de la copa MX. Durante el juego hubo una polémica: “El gol del Guadalajara pudo haber caído en fuera de lugar” el veredicto final es difícil, ya que hay quienes apelan a que es una segunda jugada y hay quienes dicen que se debió marcar desde el momento del centro (depende también a quien le vayas).

Aunque no se le dio mucha publicidad la polémica termino cuando se enseñó una fotografía que mostraba un jugador de American habilitando en otra zona de la cancha fuera del área al jugador del Guadalajara.

¿Pero a dónde me lleva todo esto? me llamo la atención un hecho acontecido en Twitter. Cuando comenzó la polémica sobre el fuera de lugar, escribí a los expertos arbitrales mi punto de vista: que era una segunda jugada y que se eliminaba el fuera de lugar.

Mi twitter rápidamente se llenó de “notificaciones” algunas apoyando mi comentario, pero otras totalmente contrarias, el hecho que me llamo la atención es que en los comentarios de los que no pensaban igual que yo, todas tenían un adjetivo calificativo insultándome y fueron más de 50 en cuestión de minutos.

Entiendo que se pueda opinar diferente y lo respeto, pero me e dado cuenta que en nuestro país a todo el que piensa diferente se le “insulta”; me viene a la cabeza Andrea Legarreta con sus comentarios sobre economía, se puede dar una opinión, se puede no estar de acuerdo, pero el 90% de los comentarios sobre ella eran insultos sin contenido.

Nos quejamos de los abusos de autoridad, de la desigualdad, del abuso del poder ¿Pero la raíz de todo esto no es el Bullying? ¿No es, el si no piensas igual que yo te demerito, te insulto y trato de imponerme a base de gritar más o insultarte? Nuestra agresividad como mexicanos se muestra en las redes sociales todos los días.

Los que están detrás de un perfil no son políticos, ni policías, a los que culpamos de todos los males de este país, son ciudadanos como tú o como yo y te reto a un experimento social, escribe algo educado pero que se contraponga a las ideas de algún político como AMLO y veras como en pocos minutos serás altamente descalificado, criticado e insultado.

Es cobarde hacerlo a través de una red social, pero esa característica en millones de mexicanos la podemos ver en las calles, en el metro, en el tráfico, en las escuelas, en todos lados y ámbitos donde siempre exista alguien que quiera imponerse, pasar sobre el otro y descalificar e insultar al que no piense igual.

Yordi, se puede ser fanático del equipo contrario y como decimos los tapatíos “echar carrilla” de manera educada y amistosa, puedo presumir el triunfo de mi equipo 3 a 2 con penal de último minuto el sábado pasado sobre el tuyo, pero sin ofender y lastimar, sin embargo por algo en este México tenemos altos índices de violencia, porque no nos respetamos, habría que revisar que les estamos enseñando a nuestros hijos y como actuamos nosotros.

Hasta el próximo miércoles esperando en una horas presumir que mi equipo las chivas ya son campeones de copa y lo siento Yordi porque le vas al Cruz Azul.

Adrián Gutiérrez