Descubre a la sustancia responsable de tu enamoramiento

¡Comparte en tus redes!

Sí, estar enamorado es una de las mejores sensaciones que puede experimentar el ser humano. Cuando amas a alguien te sientes feliz, extasiado, capaz de cualquier cosa y hasta el mundo es mejor. Pero… ¿alguna vez te has detenido a pensar por qué eres el único que percibe esos cambios en la realidad?

Tu felicidad y excitación no se debe solamente a tu pareja, sino a los procesos químicos que se desarrollan en tu cerebro, por los que liberas oxitocina, sustancia conocida como hormona del amor.

De acuerdo con los expertos, la oxitocina es una sustancia endógena (producida por el propio organismo), que actúa como droga y libera transmisores como la dopamina, la noradrenalina y la serotonina, químicos relacionados con la ternura, el entusiasmo y el amor.

La oxitocina te permite establecer relaciones afectivas duraderas, por lo que mientras más hormona del amor segregas, más unido te sientes a la otra persona. Esto se debe a que con la oxitocina se fortalecen las conexiones neuronales.

Debes saber que la hormona del amor se libera en grandes cantidades durante el orgasmo, y en menor medida cuando te toman la mano o hacen una caricia. Asimismo, la oxitocina está presente en la última etapa del embarazo para favorecer la contracción del útero y la expulsión del bebé. Ello sin contar que también juega un papel importante en la lactancia.

Durante el enamoramiento, la oxitocina es la responsable de que veas a tu pareja más atractiva, y más inteligente. De hecho, esta sustancia es la culpable de que pienses que has encontrado al príncipe o princesa de tus sueños, por lo que no eres capaz de percibir sus defectos y debilidades.

Sin embargo, tus ideas, prejuicios, expectativas, experiencias o fantasías también influyen en que liberes más o menos oxitocina. Siempre que tu pareja, o el objeto de tu enamoramiento, se aleja de la imagen que te has construido de él o ella, se presenta la frustración y la caída en la producción de oxitocina, por lo que se debilitan las conexiones neuronales y el enamoramiento llega a su fin.

¿Cuándo fue la última vez que te enamoraste?