¡Comparte en tus redes!

Descubre cómo afectan las pantallas al cerebro de los niños

pantallas_dispositivos_moviles¿Recuerdas cuando eras una niña y tu mamá no te dejaba ver la televisión mucho tiempo y le disgustaba que jugaras más de dos horas con tu Súper Nintendo? Según ella, estar frente a la televisión dañaría tus ojos y te freiría el cerebro, ¿no?

Pues parece que no estaba del todo equivocada. Las pantallas de los dispositivos móviles no te fríen el cerebro, pero sí alteran su estructura y producen un efecto adictivo igual al de la cocaína o la heroína.

Es cierto que la exposición temprana a la tecnología puede beneficiar el desarrollo cognitivo de los pequeños, pero a un precio muy alto. Estudios recientes, en los que se analizaron las imágenes cerebrales de varios niños y adolescentes, detectaron que el uso de tablets, smartphones y consolas de videojuegos afecta la corteza cerebral frontal (la cual controla los impulsos) de la misma forma que lo hace la cocaína.

Por si fuera poco, se ha comprobado que la tecnología sobreexcita el cerebro, elevando los niveles de dopamina permitiendo que experimentes una sensación de placer y bienestar, de la misma manera que con el sexo, por lo que no es de extrañar que se desarrolle una adicción.

Pero la cosa no acaba allí. Mientras más tiempo se destina al uso de dispositivos móviles, mayor es el riesgo de sufrir ansiedad y depresión, por no mencionar las probabilidades de mostrar conductas agresivas y psicóticas que le impiden diferenciar el mundo virtual de la realidad.

De hecho, algunos especialistas en adicciones aseguran que acabar con la dependencia a la tecnología es aún más complicado que tratar a adictos a la heroína y las metanfetaminas. Esto debido a que es necesario desintoxicar al paciente. ¿Cómo? Anulando cualquier exposición a pantallas (lo cual incluye la televisión y la computadora) por al menos seis semanas. Este tiempo es el mínimo requerido para que un sistema nervioso sobreexcitado se reinicie.

Si lo analizas detenidamente, alejarse de la tecnología no es tan fácil. Sobre todo en estos tiempo, en los que todo pareciera depender de lo que se dice en redes sociales, aparece en internet o se muestra en televisión.

Por ello es que los expertos recomiendan postergar la exposición a dispositivos electrónicos. En vez de darle el celular o tu tableta tu hijo para que se entretenga, carga con un juguete didáctico o un libro para iluminar.

¡Su cerebro te lo agradecerá!