Descubre por qué tu hijo debe tocar un instrumento musical

¡Comparte en tus redes!

¿Alguna vez has considerado que tu hijo aprenda a tocar un instrumento musical? Si no lo has hecho, deberías saber que esta actividad es una de las que más beneficios aporta al desarrollo de los pequeños.

Prueba de ello son los siguientes beneficios:

Cerebro.

De acuerdo con un estudio realizado en Estados Unidos, cuando los niños tocan un instrumento musical se fortalecen las conexiones entre los dos hemisferios de su cerebro, aumentando hasta en 25% el llamado cuerpo calloso. En pocas palabras, la práctica musical mejora las conexiones neuronales relacionadas con la coordinación de los movimientos de las dos manos.

Pero eso no es todo, psicólogos de la Universidad McMaster, de Canadá concluyeron que el aprendizaje musical acelera la maduración del córtex cerebral, lo que mejoraba la memoria de los niños.

Además, en otra investigación se detectó que los músicos profesionales tienen el cerebro más desarrollado en las áreas relacionadas con el oído, la vista y la agilidad física.

Confianza

Los especialistas coinciden en que tocar un instrumento musical incrementa la confianza en uno mismo, pues se puede expresar y mostrar a los demás lo que a uno le gusta y lo que se es capaz de hacer.

Miedos

Cuando los niños o adolescentes tocan un instrumento musical aprenden a dominar miedos comunes, como hablar en público o pararse en un escenario.

Desempeño

Tocar un instrumento musical fomenta la creatividad en la solución de problemas; además, eleva la productividad y la concentración. Ello sin olvidar que el estudio de música mejora el proceso auditivo y mejora las habilidades de aprendizaje y lenguaje.

Lógicamente, las horas de estudio y práctica, así como el cuidado del instrumento musical favorecen que el niño se vuelva más disciplinado.

Se aprende un método de estudio. Un instrumento requiere la práctica casi diaria, mientras que en la escuela se suele estudiar sólo para los exámenes. El método de estudio continuo hace mejorar las calificaciones.

Los niños que aprenden música suelen tener un vocabulario más amplio y mayor comprensión de la lectura que aquellos que nunca han tenido formación musical.

Así que, ¿ya sabes que instrumento musical le gustaría a tu hijo aprender a tocar?