¡Comparte en tus redes!

Descubre qué es la Cromoterapia

GEORGETTE_riveraLa cromoterapia o terapia del color es una de las técnicas que la medicina alternativa pone en práctica, seguramente sabes que es por medio del uso de colores que cura algunas enfermedades.

Surgió con gran fuerza en los ochenta - junto a la iridología, cristaloterapia, masajes corporales, reflexología y experiencias fuera del cuerpo, entre otras- cuando el new age estaba en su apogeo, y vino a ser un bálsamo entre tantos medicamentos alopáticos y sus repercusiones en algunos órganos del cuerpo.

La cromoterapia tiene sus inicios con Usbeko Avicena, médico islámico que nació en el año 980, quien creía fervientemente que el color era de suma importancia para diagnosticar y tratar una enfermedad. Se dio cuenta de que el tono de la piel cambia dependiendo del órgano que esté afectado, sus estudios y observaciones lo llevaron a dar por hecho lo siguiente: el color rojo daba movilidad a la sangre, el blanco o azul la enfriaban y lo que reducía la inflamación y el dolor muscular era el color amarillo.

Más tarde Paracelso, el alquimista alemán, escribió un interesantísimo tratado sobre la relación de los colores y la salud de las personas, tema que dio bastante de que hablar; sin embargo, no fue hasta el siglo XIX que aparece la cromoterapia propiamente, pues el general Augusto Pleasanton, perteneciente a las filas de la milicia Norteamericana, escribió y publicó un manuscrito en el que sostenía la influencia del rayo azul de la luz solar y del color azul que cura lesiones, dolores y quemaduras, así como estimula el incremento de la fertilidad y acelera los procesos de madurez física en los animales.

De ahí en adelante esto permitió que otros estudiosos se dieran a la tarea de encontrar hallazgos sorprendentes sobre el fenómeno de la luz azul y roja como lo hizo el Dr. Pancoast, o The principles of light and color del Dr. Edwin Dwight, éste es mucho más completo, ya que se adentró en las vibraciones que emitían los colores y cómo actuaban en beneficio de una persona; era algo simple, usar luces de diferentes colores cuando una persona estaba dispuesta a recibir un tratamiento, a este proceso se le conoce como Termolume.

Han sido demasiadas personas las que investigaron, probaron y se dieron a la tarea de dedicarse al estudio del color. Lo más profesional llegó en 1933 con el trabajo condensado en tres tomos del médico, químico y físico Dinshah Ghadiali, donde aseguró que mediante los colores se curaban enfermedades, él dio una guía para curar 316 enfermedades usándolos, después de eso todo es historia y, para simplificar, ahora le llamamos Cromoterapia.

Los practicantes de la medicina ayurvédica hablan de los chakras (centros de energía espiritual) que se encuentran a lo largo de la columna vertebral, estos centros de energía están asociados con un color cada uno, mismos que al sufrir un desequilibrio pueden sanarse por supuesto con la aplicación del color apropiado que le permita regenerarse:

Cromoterapia
También cabe mencionar que hay varias formas de cromoterapia, todas válidas si se practican con responsabilidad y habilidad, lo más importante es sentir el bienestar y eso debe darte el rumbo.
Lo más recomendable para que la cromoterapia surta efecto es ser perseverante y hacerlo treinta minutos diariamente durante cinco días, después de observar el beneficio las terapias se pueden espaciar de una a dos por semana.
Son diferentes las aplicaciones de las luces sobre el cuerpo, eso en ocasiones queda al criterio del sanador, ya que puede ser el mismo color sobre todo el cuerpo, diferente color en órganos distintos o bien varios colores sobre el mismo órgano.

¡Feliz y bendecida semana!

Georgette Rivera