¡Comparte en tus redes!

Descubre qué es la Higiene del Sueño

higienedelsuenoEl ritmo de vida actual, las presiones laborales, las nuevas tecnologías y diversos problemas han ocasionado que cada vez durmamos menos y descansemos poco.

¿Cuántas veces te has despertado más cansada que cuando te acostaste? Seguramente, más de las que quieras admitir.

Afortunadamente, no todo está perdido. Existen una serie de medidas que te permiten controlar todos los factores ambientales y conductuales que afectan tu calidad de sueño. Estas acciones son conocidas como Higiene del Sueño y te garantizan dormir mejor durante la noche y estar más alerta a lo largo del día.

De acuerdo con la Clínica del Sueño, del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz”, las medidas básicas de Higiene del Sueño son:

  • Horas. Procura dormir el mismo número de horas todas las noches. Dormir de más puede afectar la calidad del sueño del día siguiente.
  • Despertar. No importa si es fin de semana, todas las mañanas debes levantarte a la misma hora.
  • Luz. Para activar tu cerebro, todas las mañanas debes exponerte a la luz del Sol por 30 minutos.
  • Ejercicio. Debes ejercitarte todos los días, de preferencia por la mañana. Si te es imposible, evita realizar ejercicio en las seis horas previas a tu hora de dormir.
  • Siestas. Por muy cansada que estés, no debes dormir siestas ni recostarte durante el día.
  • Estimulantes. Disminuye o suspende el consumo de nicotina, alcohol y cafeína (café, refrescos y té).
  • Alimentos y bebidas. Suspende el consumo de alimentos y bebidas tres horas antes de irte a la cama. Eso sí, jamás te acuestes con hambre o sed. Si no pudiste cumplir con tu horario, procura beber o comer algo ligero.
  • Baño. Para que no te levantes, orina antes de acotarte a dormir.
  • Comodidad. Asegúrate de contar con todas las condiciones para dormir cómodamente: poco o ningún ruido, oscuridad, la almohada adecuada y ropa de cama suficiente para mantener una temperatura confortable.
  • Problemas. Habitúate a dejar tus problemas y pendientes fuera de la cama. Puedes hacer una lista de todo lo que te preocupa, pero lo atenderás al día siguiente. Al acostarte, debes ir dispuesta a dormir.
  • Cama. Evita usar la cama para comer, trabajar, ver televisión, leer o platicar. Sólo puedes utilizarla para dormir y tener relaciones sexuales.
  • Dispositivos móviles. Antes de acostarte, debes apagar todos tus dispositivos móviles. Olvídate de tus redes sociales.
  • Relojes. Oculta todos tus relojes. Si te despiertas en el transcurso de la noche, no investigues la hora.

Para obtener mejores resultados, debes ser constante y diariamente seguir estas recomendaciones.