¡Comparte en tus redes!

Descubre qué pasa en tu cuerpo cuando estás excitada

excitadaRealmente, no creemos que necesites que te digamos cómo saber que estás excitada. La naturaleza es tan maravillosa, que no necesitas conocer la teoría para poder identificar ese delicioso estado que promete llevarte a tocar las estrellas.

En vez de eso, queremos explicarte lo que ocurre en tu organismo cuando estás excitada. Estamos seguros de que esta información te ayudará a trazar en tu cuerpo un nuevo mapa erótico, que tu pareja seguirá con gusto.

Sin más preámbulos, durante la excitación:

  • Tus vasos sanguíneos se expanden y aumenta la irrigación sanguínea a la zona pélvica. Esta reacción estimula la producción de secreciones vaginales. Tu cuerpo se está preparando para la penetración.
  • Además, al estar excitada, tu vulva se engrosa y se encienden miles de terminales nerviosas en tu vagina; mientras tanto, el clítoris se inflama y endurece, como si tuvieras una pequeña erección.
  • En ocasiones, el clítoris triplica su tamaño, por lo que necesitarás un poco tiempo para que vuelva a su estado original.
  • La excitación hace que tu cérvix se ablande para facilitar la penetración. Cuando éste es estimulado correctamente, por el pene o por un juguete sexual, tu cerebro enciende las mismas áreas de placer que se activan durante los preliminares.
  • Conforme aumenta tu excitación, tus pezones se ponen rígidos y se hinchan.
  • En la piel aparecen manchas rojizas similares a las del sarampión. Esta reacción es conocida como rubor sexual y se produce por las alteraciones en el flujo sanguíneo. Las zonas más afectadas son: la parte baja del cuello, glúteos, espalda, brazos, las piernas y rostro.
  • Aumenta la tensión en los músculos pélvicos hasta el punto en que comienzan a moverse de forma inquieta, veloz y potente. Esta reacción también se produce en los músculos de los glúteos y el ano.

¿Has detectado alguna de estas reacciones en tu cuerpo al estar excitada?