¡Comparte en tus redes!

Descubriste a tu bebé comiendo tierra ¿Qué es lo que debes hacer?

Descubriste a tu bebé comiendo tierra ¿Qué es lo que debes hacer?

Descubriste a tu bebé comiendo tierra ¿Qué es lo que debes hacer?

Cuando tu bebé comienza a gatear va descubriendo más cosas a su alrededor, por eso es común que llegue a comer cosas que no sean alimento. Esto ocurre mientras el pequeño viva su etapa oral, pero si la conducta se repite es porque hay problemas en su comportamiento, sobre todo si la conducta es muy repetitiva hasta el año y medio de edad. Tu hijo podría llevarse a la boca cosas peligrosa como pintura, papel, tiza, madera, plastilina, etc. Este caso puede presentarse a cualquier edad, pero en los bebés es uno más frecuente.

Las causas pueden ser nutricionales, pues el trastorno podría tratarse con deficiencias de algunos oligoelementos, que son sustancias químicas que se encuentran en el cuerpo en pequeñas cantidades como el hierro, el zinc y el magnesio. Pero en realidad no está comprobado que la verdadera causa sea por deficiencias, así que lo dejamos en "podría tratarse".

Comer tierra también pude estar asociado con el 34estado de ánimo, ansiedad o situaciones desde el punto de vista vincular, por ejemplo, puede estar asociado con maltrato negligencia o disfunción familiar.

¿Qué debes hacer si ves a tu hijo comiendo tierra?

Si se trata de una situación esporádica, no te preocupes, no pasa nada malo. Responde a esta pregunta ¿Es malo comer tierra? La verdad es que no, no es malo, pero tampoco es bueno o recomendable. Si ves a tu bebé comiendo tierra límpialo y trata de sacarle la tierra que tenga en la boca, si continúa haciéndolo, cárgalo y llévatelo a otro sitio para que juegue en otra cosa donde la tierra no esté involucrada. No es malo que tu hijo se lleve un poco de tierra a la boca, pero no permitas que lo siga haciendo.

La tierra no siempre está limpia, la tierra de las plantas podría tener sustancias peligrosas, como fertilizantes, la tierra del parque podría tener heces fecales de perros y gatos callejeros, así que tu hijo podría enfermarse o adquirir parásitos. Además, en la tierra o en la arena de la playa hay vidrios, colillas de cigarro, envolturas de dulces, restos de comida, etc. No le digas a tu hijo que eso tiene popo, en lugar de hacer eso mejor proponle otra alternativa más divertida.

Si tu hijo presenta este comportamiento de forma repetitiva y no coincide con la etapa de desarrollo o la edad del niño, llévalo a una valoración médica, donde se descarten enfermedades secundarias. Es importante evaluar que las causas no sean del tipo biológicas, emocionales, o por problemas familiares, sociales o escolares, en caso de que tu pequeño sea más grande.

Los riesgos de comer tierra

Si en la tierra había sustancias peligrosas tu hijo podría intoxicarse, por lo tanto presentará diarrea, vómito, dolor de cabeza, se puede infectar con parásitos, tener complicaciones gastrointestinales o alterar sus dientes (si lo hace seguido), en casos extremos hay obstrucción intestinal, desnutrición o déficit de oligoelementos.

Los daños que podría tener tu bebé por la exposición prolongada al sol, aquí.

La razón por la que un bebé no debería usar pañal, aquí.

De qué debe alimentarse un bebé recién nacido, más información en este link.