¡Comparte en tus redes!

Martha Sánchez NavarroEs una frase que estamos escuchando muy seguido, pero México no es un ente, es un hermoso país conformado por gente, gente que necesita despertar del letargo de la indiferencia.

Llevamos años de abuso y de saqueo, sin hacer nada, se habla mucho, pero no se llega a la acción, que es realmente lo que se necesita.

Necesitamos hacernos conscientes de que nuestros pensamientos, palabras y hechos nos afectan a todos. Estamos conectados, formando una gran masa crítica. Somos muchos, pero no creemos en nosotros, no creemos merecer algo mejor !y no creemos que sea posible!

Lo más importante es creer que se puede, que cada uno podemos contribuir a este gran cambio. Para esto se requiere hacer algo, obviamente. El mismo camino, nos lleva al mismo lugar. Si queremos ir a otro destino, debemos tomar otro camino. No creo que la violencia, ni los actos vandálicos sean la respuesta. Necesitamos comprometernos, primero con nosotros mismos y después con la causa. La causa debería ser la paz y el bien común. Tenemos gente gobernando que han probado su ineptitud una y otra vez, haciendo de los recursos públicos su botín.

El problema creo yo, es la falta de interés en general para informarnos y dar seguimiento a la gente que elegimos. Nos dan pan y circo para desviar nuestra atención y está vieja fórmula, ¡les sigue funcionando! Nos llaman los "jodidos" mismos que ellos siguen saqueando sin piedad, ni consecuencias. Se nos olvida que nosotros somos mayoría y que son empleados públicos, o sea, que trabajan para nosotros y no nosotros para ellos.

Ahora estamos reaccionando, pero desde que yo recuerdo, es la misma historia. Ellos no van a cambiar, no les conviene. Somos nosotros los que tenemos que hacer el cambio.

Tampoco creo que se logre nada con marchas, bloqueos o manifestaciones. El cambio es más profundo, es de raíz. Esto quiere decir, dejar de quejarnos y ser más participativos de nuestra política, exigirles resultados, unirnos y dejar el confort o el miedo detrás. No caer en la apariencia de los medios que sólo nos quieren dormir más, con el fútbol, las novelas, los XV años de Rubí o cualquier tarugada que desvía nuestra atención de lo que realmente nos importa y afecta.

En Canadá el Secretario de Salud es un médico, el de Obras públicas es un Ingeniero, de Educación es un maestro etc. Aquí todos son Todólogos y se pasan la estafeta, haciendo un caos en cada lugar que están. Cómo puede ser que el Secretario de Educación diga "ler"  sea corregido por una niña de primaria y le dé risa. Que nuestro presidente no pueda decir 3 libros que haya leído, ¡ya ni hablar del plagio de su tesis!

Es una vergüenza, pero está peor que no se haga nada al respecto. Como les dije antes, nosotros somos más, somos los que trabajamos y echamos al país a andar, podríamos también responsabilizarnos y exigir cambios y si ellos no pueden (que evidentemente, no pueden) dejar que alguien que sí pueda y que ame a su país lo haga.

Despierta México, quiere decir, que ha llegado la hora de dejar de ser un observador y tomar acción.

Bendiciones

Martha

Martha Sánchez Navarro