¡Comparte en tus redes!

Cómo detectar una fuga de agua

fuga_aguaNo hay nada peor que una fuga de agua, pues pueden pasar varios días antes de que te des cuenta de lo que está ocurriendo. Para entonces, es posible que paredes, pisos y techos hayan sufrido daños, sin contar que la cantidad de líquido que se ha desperdiciado elevará considerablemente el monto de tu recibo de agua.

Para evitarlas, no hay nada mejor que pedir a un fontanero que revise periódicamente las tuberías de tu hogar para detectar cualquier desperfecto y lo arregle; sin embargo, son pocos los que pueden darse el lujo de contratar los recursos de un profesional, de forma regular, así que debes limitarte a estar atenta a las señales de que hay una fuga:

  • Detectar un punto caliente en el suelo
  • Escuchar el sonido del agua corriendo cuando los accesorios, como el escusado, no están siendo utilizados
  • Detectar agua procedente de algún lugar en el suelo
  • Descubrir agua procedente de un punto bajo la pared
  • Agua caliente procedente de un grifo de agua fría
  • Darte cuenta que el calentador de agua que no se apaga

Si sospechas que hay una fuga de agua en casa, no necesitas llamar al plomero de inmediato. De hecho, puedes detectarla tú misma. Éstos son los lugares más comunes:

COCINA

  • Lavavajillas. Revisa debajo del fregadero, donde se conecta la manguera del lavavajillas con el suministro de agua. Revisa alrededor y en la parte inferior del electrodoméstico.
  • Refrigerador. Si incluye una máquina de hielo, asegúrate de que la manguera esté bien colocada.
  • Fregadero. Es importante que remplaces con frecuencia el silicón de alrededor del fregadero, y que compruebes que los accesorios y la tubería de debajo no tengan fugas.

BAÑO

  • Regadera y tina. Debes reemplazar los empaques de las llaves, la regadera y el grifo. De igual manera, debes sustituir las juntas dañadas, pues favorecen que se filtre el agua a las paredes y pisos.
  • Lavabo. Revisa las líneas de suministro de agua y desagüe.
  • Escusado. Algunos productos de limpieza pueden corroer el plástico interno o las piezas de goma, provocando una fuga. También debes verificar que el silicón que sella el escusado a la tubería no esté dañado.

OTROS

  • Lavadora. Revisa las mangueras regularmente para comprobar grietas, desgaste y fugas alrededor de los extremos. Reemplázalas cada tres años, cuando le des mantenimiento a la lavadora.
  • Calentador de agua. Toma en cuenta que los calentadores de agua tienen un periodo de vida de entre ocho y 15 años. Si el tuyo es más viejo, debes asegurarte de que no presente manchas de humedad en el sueño o tenga el tanque oxidado. Éstas son señales claras de que tiene una fuga.

Si tus sospechas resultan ciertas y detectas que hay una fuga de agua en tu casa, es necesario repararlas y reemplazar las tuberías de inmediato. De otra manera, el problema podría empeorar.

 

¿Sabes detectar fugas de gas? Aquí te decimos