¡Comparte en tus redes!

Cómo disfrutar del tiempo libre con tus hijos en estas vacaciones

Cómo disfrutar del tiempo libre con tus hijos en estas vacaciones

Cómo disfrutar del tiempo libre con tus hijos en estas vacaciones

¡Llegaron las vacaciones! Ahora tendrás más tiempo para disfrutar a tus chamacos en casa. Posiblemente ya has pensado en llevarlos a algunos cursos o planeado algunas actividades para pasarla bien. Pero hay algo que no te debe hacer falta, disfrutar  los momentos de descanso en compañía de tus hijos.

Cuando menos te lo esperes tus bebés se habrán convertido en niños, y en un parpadeo llegan a la pubertad, y si vuelves a pestañear dejan de ser adolescentes para convertirse en jóvenes adultos. Aquí algunas ideas para pasar momentos de calidad con tus hijos.

1.- Suma buenos momentos y resta los malos. La vida es para disfrutarla, no para pasar todo el tiempo discutiendo, recuerda cuántas reacciones negativas has tenido con tus hijos y cuántas positivas y procura nivelar la situación de tal forma que sean más los momentos agradables que tienes para disfrutar a tus hijos. Eso no significa que te abstengas de disciplinar o corregir cuando debas hacerlo. Evita criticarlos más veces de las que los felicitas.

2.- Pasa más tiempo con ellos. Procura conversar amenamente con tus hijos, programa momentos de convivencia y deja que tus hijos opinen sobre cómo van a pasar el tiempo. Déjales ver que estás disponible para ellos. No te sientas culpable si trabajas, puedes compensar tu ausencia con tiempo de calidad cuando estés con ellos.

3.- Da un buen ejemplo. Una forma de disfrutar el tiempo libre con tus hijos es predicando con el ejemplo, cuando tus hijos son más pequeños imitan más tu forma de ser. Una forma inteligente de aprovechar el tiempo con tus hijos es enseñándoles a ser respetuosos, cordiales, honestos, amables y tolerantes con tu propia forma de ser.

4.- Comunícate. Los niños merecen explicaciones al igual que sus padres, los padres que razonan con sus hijos les permiten entender y aprender sin emitir juicios de valor. Cada que los vayas a reprender o cuando quieras enseñarles por qué se hacen las cosas explícales bien la razón.

5.- Sé flexible y paciente. No todos los niños aprenden rápido, hay quienes necesitan que sus padres sean pacientes. Procura tener expectativas realistas de tus niños.

6.- Demuestra amor incondicional. Corrige y guía a tus hijos sin echar culpas, criticar o buscar defectos, esto provoca baja autoestima y resentimiento. Aún en la disciplina y al ser estricto puedes demostrar que los amas, asegúrate de que sepan qué es lo que esperas de ellos y que tu amor es incondicional.

7.- Demuestra amor. Sé generoso con las muestras de afecto, abrázalos, bésalos y ríe con ellos. Disfruta a tus hijos.