¡Comparte en tus redes!

Cómo disfrutar de una aventura primitiva estilo Bear Grylls

Cómo disfrutar de una aventura primitiva estilo Bear Grylls

Cómo disfrutar de una aventura primitiva estilo Bear Grylls. Foto: S_bukley / Shutterstock.com

¿Te gustaría irte de campamento un fin de semana con tus amigos y disfrutar de una aventura completamente silvestre? ¿alguna vez has fantaseado con sobrevivir en la naturaleza como lo hacía Bear Grylls en su programa "A Prueba de Todo"? Hay fanáticos del campismo que les gusta tener un contacto extremo con la naturaleza, no usan tiendas de acampar porque construyen su propio refugio, usan brújula y mapa topográfico, pero algunos llevan la adrenalina al límite y prefieren ubicarse por medio de las estrellas, la vegetación (por medio de ella también es posible identificar los cuatro puntos cardinales) y por medio de brújulas improvisadas, consiguen su propio alimento por medio de las plantas y de los animales o insectos del lugar, ¡tal y como lo hacía Bear Grylls!, hacen fuego sin cerillos, únicamente se valen de un pedernal, ¡ah! Pero también hay quienes prefieren encender una fogata sin ayuda de esta piedra.

Suena increíble ¿Cierto? Pero antes de entusiasmarte y arriesgar tu pellejo en la naturaleza, necesitas conocer el lugar que visitarás a profundidad, investiga sobre el clima, la flora y la fauna, la seguridad del lugar (si hay guardabosques). Obviamente no te vamos a decir que te pierdas en el bosque teniendo únicamente un cuchillo en tus manos arriesgando tu vida y la de tus acompañantes, pero sí puedes acercarte a vivir una aventura extrema de este tipo, ¿cómo? Para disfrutar de un campamento estilo vida primitiva no necesitas ser un experto de ubicación, rastreo, senderismo y supervivencia, sin embargo te sugerimos empaparte del tema. Aquí algunas ideas que te pueden ayudar.

1.- Elige un lugar protegido. Elige cualquiera de los lugares en México considerados como reserva ecológica o protegida, que tengan guardabosques y donde te aseguren seguridad.

2.- Investiga el lugar. Infórmate del clima y de la vegetación, el tipo de insectos que hay y los animales ponzoñosos que podrían representar un peligro, verifica si cuenta con servicios como letrinas, pozo de agua, venta de leña, etc.

3.- Empápate del tema de campismo. Aprende a usar una brújula a la perfección, aprende a usar un mapa topográfico (Consigues estos mapas en el INEGI, solamente tienes que comprar uno del lugar que visitarás). Estudia un poco de ubicación por medio de las estrellas (este tipo de recreación resulta muy divertida cuando dominas el tema). Lee consejos de campismo en Internet o compra un libro.

4.- Consigue un equipo. Este tipo de inversión es excelente cuando sales a acampar muy seguido, necesitas una mochila especial para acampar, una carpa (nunca la dejes abierta, mantén el mosquitero cerrado), sleeping (manta térmica, calcetas y camisa térmica para lugares muy fríos), piedra de pedernal (practica y aprenderás a hacer fuego sin cerillos) o bien fuego enlatado, encendedor, ocote (estos trozos de madera son útiles), navaja, brújula, hacha o machete, lámpara, repelente de insectos, bloqueador solar, purificador de agua (gotas de cloro, filtros, etc. ¡Nunca tomes agua estancada! si vas a tomar agua de río asegúrate de conocer de dónde viene su cauce y si está limpia, y aunque esté limpia debes hervirla siempre). Y artículos de higiene y aseo personal.

5.- Alimento. Lleva suficiente comida como para no sufrir, funciona bien llevar una pequeña olla y comida deshidratada, no olvides las barras energéticas y electrolitos.

5.- No dejo nada, no tomo nada. No tomes nada de la naturaleza (únicamente fotografías), no dejes basura en la naturaleza (únicamente huellas, llévate tu basura, puedes enterrar la basura orgánica), respeta el lugar que visites.

6.- No vayas solo. Entre más personas sean, mejor, entre todos se apoyan en caso de alguna eventualidad, procura hacerte acompañar de un experto o de alguien que conozca el lugar.

7.- Aprende y diviértete. Procura aprender de cada uno de tus campamentos silvestres, y recuerda que por tu propio bien y seguridad, debes tenerle mucho respeto a la naturaleza. No temas preguntar a los lugareños e infórmate.