¡Comparte en tus redes!

Disritmia sexual, la causa de todos tus problemas de pareja

disritmia sexualAlgunos aseguran que la comunicación es el elemento indispensable en cualquier relación. Sin ella es imposible que una pareja sobreviva más de dos semanas, y aunque esto es cierto, ¿te has preguntado qué ocurre cuando el problema es que, en la intimidad, no están en la misma sintonía?

Si tu pareja y tú siempre están de acuerdo en la duración y frecuencia de sus relaciones sexuales, no tendrías por qué estar leyendo esta nota. En vez de ello, deberías gozar de su maravillosa conexión.

Pero si eres como la mayoría de los mortales, estarás acostumbrada a que cuando tú quieres, él no tiene ganas, o a que cuando te estás muriendo por una sesión maratónica de sexo y él sólo accede a un rapidín. ¿Te suena familiar?

Este escenario tan odiado y tan común se conoce como disritmia sexual y es la principal causa de los problemas de pareja. ¿Por qué? Sencillo, cuando no existe el mismo deseo surge la presión y la frustración, e invariablemente terminas sintiéndote rechazada, creyendo que ya no le atraes o que sale con alguien más.

Y como si esto no fuera suficiente, quienes sufren de disritmia sexual tienen baja autoestima y desarrollan problemas de depresión.

¿Qué hacer entonces?

Antes de que te atasques de afrodisíacos o corras con el médico para que te recete algo para elevar tu libido, debes saber que el deseo y la necesidad de tener relaciones sexuales es diferente en cada persona.

Tal como ocurre con la comida, el sueño o el ejercicio, en el sexo hay quienes necesitan más que otro para quedar satisfechos, por lo que la disritmia no es un padecimiento que solucione con una pastilla.

En primer lugar, debes entender que el hecho de que tu pareja no busque tener relaciones sexuales contigo con mayor frecuencia, no quiere decir que no te ama o que está acostándose con alguien más. Simplemente tienen necesidades diferentes, aunque no irreconciliables.

Lo que debes hacer para mejorar su vida sexual es:

  • Comunicación. Pues sí, todo se reduce siempre a lo mismo: comunicarse. Si no quieres que tu relación se vaya por el caño, debes hablar con tu pareja. Decirle lo que pasa y cómo te sientes. Escucha sus argumentos y traten de encontrar un punto de acuerdo.
  • Juegos extra. Si el problema es que su deseo no se manifiesta siempre al mismo tiempo, podrían incluir en su repertorio algunas técnicas de “convencimiento”: lencería, disfraces, bailes sensuales, juguetes, juegos de rol, etcétera. Usa tu imaginación para despertar su libido.
  • Estilo de vida. Aunque no lo creas, lo que comen y el mucho o poco ejercicio que hacen influye directamente en su vida sexual, por lo que es necesario que lleven una dieta equilibrada y se ejerciten con frecuencia.

Lo más importante es que no veas la disritmia como la sentencia de muerte de tu relación, sino como la oportunidad de reinventarse.

 

Si necesitas algunos tips para avivar el fuego de tu relación, aquí te dejamos unos cuantos.