¡Comparte en tus redes!

Dónde y cómo hacerte una prueba de VIH

El VIH se puede adquirir ya sea por tener relaciones sexuales sin protección, una transfusión de sangre o cirugía con equipo contaminado o hasta por haberlo heredado de la madre. Lo importante es que si no tienes la certeza de si eres portador o no, tienes que saber dónde y cómo hacerte una prueba de VIH.

Sabiduría que ayuda: América Latina es la cuarta región más afectada a nivel mundial por la epidemia de VIH, según reportes de ONUSIDA. En 2014, la región reportaba 1.7 millones de personas infectadas con el virus. Brasil, Colombia, México y Venezuela concentran el 75% de los casos.

El escenario no es alentador y deja claro que urge poner manos a la obra para erradicar la epidemia que cada año cobra miles de vida.

Si tuviste sexo sin protección o crees que existe la posibilidad de que tengas el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) es importante que te practiques la prueba de detección cuando antes.

Ten en cuenta que si tuviste relaciones sexuales sin condón debes esperar 90 días antes practicarte la prueba, de otra manera el resultado no será 100% confiable.

Dónde y cómo hacerte una prueba de VIH:

Si eres derechohabiente del IMSS o el ISSSTE puedes realizarte la prueba en tu clínica correspondiente. Habla con tu médico familiar y exponle tus preocupaciones para que te canalice al laboratorio.

En caso de no contar con estos servicios, puedes acudir a tu Centro de Salud más cercano. Ahí te practicarán la prueba de manera gratuita y confidencial.

Si prefieres acudir a un laboratorio particular, el costo promedio es de 559 pesos. Para realizarlo te tomarán una muestra de sangre, por lo que tienes que acudir en ayunas.

También existe la posibilidad de que te practiquen una prueba rápida. Éstas se realizan con una muestra de fluido de tus encías o una gota de sangre. El líquido se coloca en un dispositivo que arrojará el resultado en cuestión de minutos. Técnicamente son semejantes a las pruebas de laboratorio y su porcentaje de confiabilidad es cercana al 100%.

Los posibles resultados de una prueba de VIH:

Los resultados posibles en cualquiera de los casos son: POSITIVO o NEGATIVO. De resultar positiva tu prueba, significa que en tu cuerpo hay anticuerpos contra el virus del VIH, por lo que existe la probabilidad de infección por el VIH. Es importante que te realices una segunda prueba para confirmar el resultado. Este análisis es más completo y se conoce como Western Blot.

Si sale negativa una prueba de VIH aún no se ha terminado:

Ahora, si tu resultado fue negativo existen dos opciones. La primera es que afortunadamente no hay presencia de anticuerpos contra el VIH, y la segunda es que aún te encuentras en el período de seroconversión (o ventana) después de exponerte al virus, por lo que éste aún no es detectable. Tendrás que esperas los tres meses de los que hablamos previamente para volver a practicarte la prueba.

Sea cual sea tu elección, recuerda que las pruebas para detectar el VIH son completamente anónimas, confiables y voluntarias. Nadie puede forzarte a que te la practiques. Aunque si eres sexualmente activo es importante que descartes el ser portador. Sólo así evitaremos que la epidemia siga propagándose, además de que garantizas el recibir a tiempo el tratamiento adecuado si es necesario.

Para mayor información puedes llamar a telSIDA a los teléfonos:

5207-4077 / 01800-7120886 / 01800-7120889

Su horario de atención es de lunes a viernes de 9:00 a 21:30 horas.

Notas relacionadas con cómo hacerte una prueba de VIH:

Cosas que debes de saber sobre el VIH, dando click aquí.
Los tampones que prometen protegerte contra el VIH, dando click acá.

IdeasQueAyudan