¡Comparte en tus redes!

Ecosexualidad, cuando le haces el amor a la madre tierra

Muchas son las corrientes sexuales o modas sexuales que han surgido a lo largo de la vida del ser humano y de unos años para acá una en específico ha ganado adeptos, estamos hablando de la Ecosexualidad. ¿Qué es esto?

ecosexualidad

La Ecosexualidad se mueve entre la manifestación artística, el activismo ecologista y el sexo, o sea sexualidad en unión con la naturaleza. Las artistas estadounidenses le Elizabeth Stephens y Annie Sprinkle en 2008 le dieron el término.

Pero no se iban a quedar así, es por eso que en 2011 lanzan el manifiesto de la Ecosexualidad que consta de 6 puntos que más o menos dicen lo siguiente:

1.- Somos los ecosexuales.

La tierra es nuestro amante estamos locamente, pasionalmente enamorados y agradecidos con esta relación.

2.- Hacemos el amor con la tierra.  

Somos acuófilos, terrófilos, pirófilos y aerófilos. Abrazamos los árboles sin pudor, masajeamos la tierra con los pies y hablamos eróticamente a las plantas

3.- Comunidad global en constante crecimiento.

En nuestra comunidad hay artistas, académicos, trabajadores sexuales, sexólogos, activistas, jardineros empresarios etc.

4.- Somos activistas ecosexuales.

Salvaremos las montañas, los mares, y cielos por todos los medios que son necesarios, pero especialmente con la alegría, el amor y nuestro poder de seducción.

5.- Ecosexual es una identidad.

Los ecosexuales pueden ser, heterosexuales, asexual u otros, educamos al agente con la cultura ecosexual.

6.- Compromiso ecosexual.

Prometo amar honrar y cuidar a la tierra hasta que la muerte nos acerque para siempre.

Su aporte al cuidado del planeta de estos chavos ecosexuales es el siguiente:

  • Apagan las luces al tener sexo para frenar el cambio climático. pero si les gusta ver a su pareja mientras hacen el amor, aprovechan la luz natural u optan por unas luces de bajo consumo, como lo son las velas de cera de abeja y parafina. Nunca de petróleo.
  • Ducharse en pareja para ahorrar agua no solo le hará un favor al planeta, sino que desperta la llama. Pero para mejor resultado mientras están en acción lo hacen con la regadera cerrada.
  • Consumen afrodisíacos naturales como ginseng, maca o gingko biloba. Aunque el mejor estimulante erótico es su cerebro.
  • La alimentación vegana ayuda a su sexualidad mientras cuida el planeta. Algunos estudios reflejan que dejar de comer carne, huevos y lácteos genera mayor flujo sanguíneo a sus genitales, aumenta el deseo, mejora la potencia sexual y la fertilidad. Muy bien tip, para todos.
  • Reciclan materiales para hacer regalos amorosos. Podrá crear cajitas para guardar sus juguetitos sexuales, lubricantes y preservativos o regalar lencería.
  • Usan flores en maceta, utilizan lencería o sábanas orgánicas y lubricantes o juguetes sexuales ecológicos, con base de agua, biodegradables y no así y como es como un pecado mortal usar derivados del petróleo como aceites o vaselinas. Y por supuesto nada de regalar pieles de animales.
  • Eligen o prefieren  prendas  y juguetes sexuales de caucho o látex en lugar de PVC o vinilo, pues es un material muy dañino.

Hacemos el amor a la Tierra con nuestros sentidos. Celebramos nuestro punto E. Somos muy guarros.

Tu como ves esta práctica de la ecosexualidad, el sexo es algo que vende podría ser que practicando esto y por supuesto divulgando se haga el cambio que se necesita para revertir o frenar los daños que le causamos a la madre tierra. Más de uno ya está pensando en probarlo ¿verdad picarones?.

¿Te imaginas teniendo un orgasmo envuelto en lodo, o hacerlo de cucharita con un árbol? Posiblemente la industria pornográfica ya esté pensando en generar contenido para este sector, imagínate al pelón de Brazzers en una orgia con plantas, rocas y agua o a Mia Khalifa dándole sexo oral a un pino.

Pues bien esperemos que esto sea en pro del medio ambiente y de la felicidad de este grupo de personas ecosexuales.

Notas relacionadas: 

Orgasmos mentales: cuando la mente se abre al placer. Aquí.

Satiromanía: adicción al sexo en los hombres. Aquí.

Vorarefilia, ¿Te comerías a tu pareja? Aquí.