¡Comparte en tus redes!

Efectos de una borrachera o cómo evitar convertirte en el próximo #LordNavidad

borrachera

Ya huele a tragos, ¡ah, y a Navidad también! Que la pastorela aquí, que las posadas por allá, que la fiesta de fin de año, que salú aquí y salú acá, pero ¿dónde quedó tu reputación en el primer jale? ¿Te atoró la tira? ¿Fuiste a dar el Torito After Hours?

FLOJITO Y COPELANDO O… ¿CUELLO?

No faltan las “malas influencias” que siempre nos jalan hacia “el lado oscuro”, que nos obligan a conbeber de más y al final, somos nosotros los que terminamos hasta las manitas, con harta sed de la mala y ellos ¡como la fresquísima mañana!

Como sea, ¡el trofeo del mayor Pérez de las pachangas es bien, bien tuyo!, pero ¿qué hacer cuando los efectos de la borrachera están al tope, con fanfarrías y cohetes en tu cabeza? Por las dudas, my friends, les echamos la lista de las mejores precauciones que pueden tomar para evitar a TODA COSTA que se conviertan en el próximo #LordNavidad o la bochornosa y futurísima #LadyNavidad.

¿TE SIENTES YA COMO PEDRO INFANTE?

¿Te sientes bien guáper y hasta cantante famosón, bien machotx y todos te la pelan? ¡Aguas! Estás en la fase en la que la concentración de alcohol en tu sangre salvaje, se diluye el ese líquido tan preciado, que te ayudó a desnudar tus más bajas pasiones o pretensiones, así que ¡y ahora, quién podrá salvarte? ¡No te la vas a creer: un buen par de guayabas -o las que te entren-, ayudarán a que tu organismo haga un poco las pases contigo, así como con tu aliento, que se disfrazará de aroma frutal.

Eso sí, cuidado de seguirte empinando la botella porque entonces ¡ni las guayabas podrán salvarte de la tira o de que te partan la cara!

¿DE CAMINO AL TORITO?

Seguro tu plan de after no se basaba justamente en este antrazo de mala muerte bien conocido por todos los borrachines incautos de la ciudá. Como sea, ya vas pa´llá y ¡ahora que fregados? Si traes auto ¡dónde se queda? ¿También lo apaña la tira? En efecto, va a dar directito al corralón,del cual no saldrá hasta que alcances tu libertad y de paso, pagues la de tu vehículo, mismo que podrás ubicar a través de esta línea telefónica 57 09 36 00 y 57 09 31 04 que corresponde a la Dirección de Control de Vehículos en Depósitos de Seguridad Pública o al buen conocido LOCATEL 56 58 11 11.

Dalay y toma nota: por Pérez que andes, evita con toda tu fuerza de voluntad darte a la fuga y prepárate para pasar 36 horas de emociones, aromas y nuevas compañías; aprovecha de las “delicias” de ser consentido con los impuestos ciudadanos y que no te falte el pan de las horas que te avientes en este after tan famosón; igual tu tranqui, que durante tu estancia, también podrás ver una peli y cual serenata, escuchar una buena plática de AA -que buena falta te hace-.

Aunque más vale prevenir; recuerda también que de entrarle al Toro ¡podría no ser ya para todos! pues justo hace unos días, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), discute sobre la posibilidad de que quienes causen daños manejando en estado de ebriedad o “volando alto”, sean llevados a prisión a partir de 2017. Mientras son peras o son manzanas ¡bájale a tu intensidad! Y de paso cuida a quienes están alrededor tuyo -propios y desconocidos-.

NOTAS RELACIONADAS

Ideas y trucos para que no te de la cruda. Aquí.

Gracias a esta bebida, la cruda podría ser cosa del pasado. Aquí.

Remedios efectivos para quitarte la cruda. Aquí.