¡Comparte en tus redes!

Ejercicios para que tu bebé se acomode antes del parto

El parto será más sencillo para ti si la cabeza de tu bebé está abajo, con la parte de atrás de la cabeza ligeramente volteada hacia tu vientre, una posición llamada "posición anterior", que es adoptada por la mayoría de los bebés antes de nacer, el bebé se ajusta a tu pelvis.

Ejercicios para que tu bebe se acomode antes del parto

Antes de nacer el bebé pone su barbilla en el pecho, el parto debe progresar con más facilidad porque la parte superior de su cabeza presiona uniformemente y en forma de círculo el cuello del útero (cérvix) en las contracciones, de esta forma tu cérvix se dilata y produces las hormonas necesarias para el parto. Al momento de pujar el bebé se desliza por la pelvis haciendo que el área más pequeña de sus cabeza baje primero.

La posición posterior es cuando tu bebé tiene la cabeza abajo, pero la parte de atrás de su cabeza está contra tu columna vertebral. 1 de cada 10 bebés adopta esta posición antes de nacer, pero si la barbilla de tu bebé se proyecta hacia afuera en lugar de tenerla apoyada sobre su pecho puedes tener dolor de espalda, romper la fuente o bolsa al comienzo del parto, podrías tener un parto largo y lento, y podrías tener ganas de pujar antes de que tu cuello uterino esté completamente dilatado.

Con la ayuda correcta tu bebé puede adoptar la posición anterior, cuando tu bebé llegue a la parte más baja de tu pelvis, necesitará dar una vuelta de casi 180 grados (medio círculo) para estar en la posición correcta para nacer.

Un bebé se coloca en la posición posterior de forma natural, es debido a la forma de tu pelvis, que es redondeada. Aunque hay mujeres con pelvis estrecha, ovalada o en forma de corazón, en estos tipos de pelvis el bebé se acomoda espalda contra espalda en la parte ancha de tu pelvis para descansar mejor.

Si permaneces sentada mirando televisión o trabajando frente a la computadora el bebé se acomoda hacia tu espalda, contra tu columna vertebral, pero si haces muchas actividades de pie es más fácil que tu bebé baje hacia tu pelvis en posición anterior, pues tu pelvis siempre está inclinada hacia adelante.

Ejercicios

1.- Sentada hacia adelante. Procura inclinar tu pelvis hacia adelante en lugar de hacia atrás al sentarte, que tus rodillas estén más bajas que tus caderas, así lograrás la "posición fetal óptima" (OFP, por sus siglas en inglés), así animas a tu bebé a adoptar la posición anterior.

2.- De rodillas. Evita que tus pompas se hundan en el sillón y tus rodillas levantadas, si pasa esto dale la vuelta al sillón, arrodíllate en el asiento e inclínate hacia el respaldo.

3.- Trapea arrodillada. Muchas abuelas dicen que trapear ayuda a prepararte para el parto, y es cierto, en esta posición la parte posterior de la cabeza de tu bebé se desliza hacia el frente de tu abdomen.

4.- Párate. Evita estar mucho tiempo sentada y muévete.

5.- Siéntate sobre una almohada. Así mantienes tus pompas más altas.

6.- Una pelota. Siéntate sobre una pelota grande e inclínate hacia adelante al ver la televisión, al sentarte asegúrate de que tus caderas estén más altas que tus rodillas.

7.- Acuéstate. Al acostarte tu bebé está en buena posición, tu bebé no desciende a tu pelvis, pero echarse sobre un costado en lugar de sobre tu espalda es mejor al tercer trimestre.

8.- En cuatro. Ponte sobre manos y rodillas por 10 minutos, dos veces al día, así ayudas a tu bebé a que al final del embarazo se coloque en posición anterior.

9.- Párate derechita. Al hacer tus actividades párate derecha, inclinando la pelvis ligeraente hacia adelante.

Durante el parto

Algunas mujeres tienen dolores días antes de que comience el parto, puede ser porque el bebé está intentando girarse a la posición anterior. Ponte en cuatro (El punto 8), así alivias el dolor de espalda y ayudas a tu bebé a acomodarse. Para aliviar las molestias del parto atiende los siguientes consejos:

Descansa más en la noche, ponte en cuatro y baja los brazos, cabeza, pecho y hombros hacia el piso o colchón y levanta las pompas. Inclínate hacia adelante en las contracciones, siéntate en una pelota grande de ejercicios. Come y bebe regularmente para mantenerte fuerte. En la fase activa del parto varía tus movimientos y posiciones, te pueden funcionar las siguientes posturas:

1.- Cuatro. Ponte en cuatro o boca abajo con las rodillas al pecho, lo logras bajando brazos, cabeza, hombros y pecho hacia el piso o colchón, elevando el trasero. Si no puedes mantener los brazos estirados hacia adelante en el piso, apóyate sobre los antebrazos.

2.- Pelota. Inclínate hacia adelante durante las contracciones, usa una pelota grande de ejercicios o apóyate en un sillón, sobre tu pareja o en la cama.

3.- Masajes. Que tu pareja o alguien te de masajes en la espalda durante el parto.

4.- Mueve las caderas. Balancea las caderas durante las contracciones, así tu bebé se dará la vuelta al pasar por la pelvis, logras hacerlo sentada sobre una pelota grande de ejercicios.

5.- Estocadas o zancadillas. De pie o arrodillada sobre una pierna o acostada en la cama. El lado más cómodo le dejará más espacio a tu bebé para que se voltee.

6.- Recuéstate de lado. El lado que anime a tu bebé a acomodarse, tu médico te dirá.

7.- Muévete. Camina o muévete a cada rato, mantente activa.

Qué es la Otitis y cómo puedo ayudar a mi bebé, aquí.

La verdadera razón por la cual los bebés no duermen toda la noche, aquí.

Descubriste a tu bebé comiendo tierra, ¿qué es lo que debes hacer? Aquí.

¡Ten cuidado! Daños a tu bebé por la exposición prolongada al sol, aquí.