Ejercicios para aumentar los glúteos en poco tiempo

¡Comparte en tus redes!

Toda chica desea lucir un trasero atractivo, es una de las partes del cuerpo que toda mujer desea que se vea bien. Pero si quieres tener unas pompis atractivas necesitas esfuerzo, no conseguirás darles más vista a las sentaderas pasando la tarde mirando el televisor, necesitas salir de tu zona de confort y ponerte a trabajar.

Estas a tiempo, nunca es demasiado tarde para empezar con éste proyecto, sólo tienes que realizar algunos ejercicios que no te quitarán tantos minutos, lo importante es que seas constante.

Los expertos recomiendan que realices ejercicios aeróbicos para mejorar tu sistema cardiovascular, después puedes poner en práctica los siguientes ejercicios que te harán tener un trasero más bonito, grande y tonificado. Aquí algunos ejercicios para aumentar los glúteos en poco tiempo.

1.- Sentadillas

Párate con los pies ligeramente separados, que estén a la altura de los hombros. Puedes poner tus manos en las caderas o bien estirarlos brazos hacia adelante. Baja lentamente hasta ponerte en cuclillas, como si quisieras empujar algo que está atrás con tus pompis. El ejercicio está bien ejecutado si te fijas que tus rodillas no rebasen la altura de los dedos del pie, las rodillas deben estar detrás de los dedos. tu espalda debe estar siempre recta.

Si te das cuenta de que realizas esfuerzo en las piernas es una señal de que lo estás haciendo bien, comienza con 20 repeticiones al día y verás cómo mejora tu atractivo.

2.- Elevaciones de cadera

También es conocido como "puente", es muy fácil hacer este ejercicio, necesitas acostarte en el suelo boca arriba con las rodillas flexionadas y después elevar la cadera lentamente. Logras mejores resultados si concentras toda tu fuerza en los glúteos y los aprietas cuando la cadera está arriba. Realiza cincuenta repeticiones diarias.

3.- Subir escaleras

Subir escaleras es uno de los mejores ejercicios para que tus pompis ganen tamaño y tengan más firmeza. Evita los elevadores y no dudes en usar las escaleras cada vez que haya una oportunidad.  Por ejemplo, si viajas en metro, evita usar las escaleras eléctricas y ponte a subir los peldaños. Con este ejercicio tonificas las piernas y haces que los glúteos tengan una forma redonda.

4.- Sentadillas con mancuernas

Para tonificar los muslos interiores y darle forma al trasero puedes hacer sentadillas con mancuernas. Toma dos mancuernas, una en cada mano a los lados de tu cuerpo, o bien toma sólo una pesada enfrente de ti colgando entre tus piernas. Pon la espalda recta y separa las piernas un poco más que la anchura de tus hombros, pon los pies apuntando hacia afuera y dobla las rodillas hasta que las piernas estén paralelas al piso. concéntrate en usar los músculos de los glúteos.

5.- Press de piernas

Con este ejercicio trabajas glúteos y piernas. Colocando los pies un poco más arriba de la plataforma te aseguras de estimular más los glúteos, si pones los pies en la parte baja de la plataforma le das énfasis a la parte de enfrente de las piernas, pero lo que queremos es hacer pompa, así que mejor pon los pies un poco arriba. Si pones los pies juntos trabajas la parte externa del trasero, haciéndolo más redondo y femenino.

Concéntrate en empujar los talones y no estires completamente las piernas al llegar arriba, para que no vayas a lastimar tus articulaciones. Lo puedes hacer en el gimnasio.

6.- Elevaciones de pierna

Apoya las palmas de la mano y las rodillas al suelo, como si fueses a gatear. Pon la rodilla derecha en el piso y con la izquierda da patadas como si quisieras tocar el techo con la planta del pie, es decir, hacia arriba. Mantenla ahí algunos segundos y después regresa a la posición original. ejecuta 20 patadas en cada pierna.

7.- Pliés

Es el movimiento que hacen las bailarinas. Párate con los pies ligeramente más separados que el ancho de los hombros. Apunta con los dedos de los pies hacia afuera, aproximadamente a 45 grados. Pon las manos frente a ti para balancearte. Harás una sentadilla diferente a la convencional, concentra el peso en las puntas de los pies y aleja los talones del suelo. Cuando te hayas balanceado, saca los glúteos y baja, como si fueras a sentarte en una silla. Aprieta los glúteos y los muslos al regresar a la posición inicial.

Si quieres tonificar tus glúteos te será muy útil viajar en bicicleta.

Alberto Brito