¡Comparte en tus redes!

El deporte es multicolor

 

Manolo Fernández

Manolo Fernández

Levanten la mano todos aquellos que han escuchado frases como “Levántate, esto es juego de hombres” o que tal “pateas el balón como niña”… frases honestamente mal empleadas y muy ofensivas. Y es que desafortunadamente en pleno 2016 siguen existiendo manifestaciones de este tipo en algo que en teoría está hecho para enaltecer al ser humano, el deporte.

Si bien es cierto que cada vez hay más apertura en estos temas y que existe más respeto a la comunidad LGBT (aunque no tanto como quisiéramos), también es verdad que hay gente con un corto circuito entre la cabeza y la lengua que simplemente no dimensiona lo que dice y la repercusión de sus palabras.

Hoy les quiero platicar de un flamante candidato a Senador de la República, pero tranquilos, no es mexicano, nuestros políticos jamás harían una declaración polémica fuera de lugar (ay ajaaaaaá… más de uno ya se había puesto a temblar). El sujeto del que les hablo es Manny Pacquiao, si, ese boxeador filipino que durante muchos años dominó el mundo del boxeo y que recientemente fue parte de uno de los fraudes más grandes de los que se tengan memoria, en la denominada “Pelea del Siglo”, cuando “enfrentó” a Floyd Maywather. Como recuerdan, ambos se dedicaron a cuidarse y a no perder (digo, por 120 millones de dólares yo también me aventaba el tiro).

Pues resulta que a este hombre (víctima quizá de tanto golpe en la cabeza) se le ocurrió declarar durante una entrevista de campaña que LOS ANIMALES SON MEJORES QUE LOS GAYS, y cito textual sus palabras: “Es de sentido común, ¿han visto a algún animal teniendo relaciones entre macho y macho o hembra y hembra?... los animales son mejores, ellos saben distinguir, si aprobamos una relación así, entonces el hombre es peor que los animales”.

¡¡Vaya puntada que se sacó de los guantes este pugilista!! Si bien ese mismo día se disculpó o pretendía disculparse mediante otro video, lo que dijo fue: “perdón si ofendí a alguien con mis comentarios… sin embargo eso no cambia mi opinión acerca de los matrimonios del mismo sexo” (o sea, mejor te hubieras quedado callado hermano jajaja). Habrá que preguntar a los amigos filipinos qué tanto cambió la percepción de su flamante candidato, y por si la polémica mundial no fuera suficiente, hubo muchos contratos comerciales y varios millones de dólares que perdió tras sus declaraciones

Y es que si bien no son tantos, si hay algunos casos de deportistas profesionales que han sido noticia, no tanto por su desempeño en una cancha sino por aceptar abiertamente sus preferencias sexuales. Tal es el caso de Michael Sam, un jugador de futbol americano que en 2014 declaró públicamente su homosexualidad, "no tengo miedo de decirle al mundo quién soy. Soy Michael Sam: graduado universitario. Soy afroamericano y soy gay", dijo entonces.

 

¿Se imaginan el escándalo en la NFL, el mundo de “los más rudos y fuertes del planeta”?, la noticia sacudió fuerte y hubo reacciones de todo tipo, desde la indiferencia, el apoyo obligado y por supuesto las voces en contra. Pero el mayor revuelo fue el día que los Carneros de San Luis, un equipo de esta liga, lo selecciona para jugar con ellos. Michael recibe la llamada donde le confirman la noticia, se emociona tanto que lo primero que hace es besar a su pareja, el detalle es que ESPN transmitía en vivo desde la casa del jugador, por lo que el beso fue captado por toda la Unión Americana, detalle que generó nuevamente, una variada reacción en las redes sociales, sobre todo de algunas figuras del deporte.

“Joven afroamericano se declara gay y lo contrata un equipo profesional de futbol americano”, parecía una historia digna de Hollywood, desafortunadamente el desenlace que tuvo no fue el que todos esperaban, Los Carneros de San Luis prescindieron de él antes de arrancar la temporada y aunque otro equipo lo seleccionó, también lo dejaron ir muy pronto.

Hay quienes opinaron que era muy arriesgada la decisión de Sam de hablar abiertamente sobre su orientación sexual y hubo quien se preguntó si el hecho de que finalmente no pudiera jugar con ninguno de estos dos equipos profesionales tenía relación con su salida del clóset, pero los directivos de las dos organizaciones negaron que fuera así y comentaron que los motivos para prescindir de Sam eran estrictamente deportivos.

 

Este será siempre un tema polémico, tema en el que cada uno puede sacar su conclusión, y aunque este no es el espacio para entrar en polémica, levanten la mano todos aquellos que como yo, están convencidos de que la tolerancia y el respeto a la vida de los demás, es la paz para todos. El deporte es tan amplio y variado, que cada vez creo más que no solo hay tonos blancos y negros, el deporte es cada vez más multicolor.

 

MF

Manolo Fernández