¡Comparte en tus redes!

El desayuno y la memoria

El desayuno y la memoria

El desayuno y la memoria

El desayuno es muy importante para que tengas un excelente desempeño en tu memoria, cuando te privas del desayuno tu cerebro tiene poca glucosa, es como si un auto se quedara sin combustible, necesitas del desayuno para que tu mente pueda funcionar de la mejor manera.

El desayuno es muy importante, algunos expertos aseguran que es el alimento más significativo del día, así que no debes de ignorarlo por nada del mundo. Además, desayunar muy poco facilita el engordamiento.

Muchas personas argumentan que cuando se despiertan no tienen hambre, por lo tanto salen a sus trabajos o escuelas sin ingerir ningún alimento, ¡grave error!, tienes que desayunar, pues minutos más tarde tu cuerpo comenzará a pedirte alimento. Es mil veces más recomendable desayunar en casa que en la calle, pues comes más sanamente, con mayor higiene y además gastas menos dinero si comes en tu hogar.

Otro de los errores más comunes es poner el pretexto de que el desayuno es más importante para los niños que para los adultos. Eso es un argumento falaz, pues la primera alimentación del día es importante a cualquier edad.

Cuando comienzas tu día perfectamente bien alimentado rindes mejor en el trabajo y en la escuela, pues desayunar mejora la actividad cerebral que se llama memoria de trabajo, este es un tipo de memoria a corto plazo que permite mantener varios datos en el pensamiento de forma simultánea, es como si tu mente tuviera los músculos suficientes para ejecutar una tarea.

Velo de esta forma, a un hombre muy delgado le cuesta más trabajo levantar un objeto de 50 kilogramos, un hombre lleno de músculos levantaría ese objeto con menos esfuerzo, así le pasa a tu cerebro, necesitas llenarlo de combustible y energía.

La glucosa es el combustible que necesita tu cerebro para tener un mejor rendimiento, esta glucosa la fabrica tu organismo con la ayuda del alimento que consumes por las mañanas, tu cerebro consume el 25% de toda la glucosa de tu organismo, si no le proporcionas esta energía a tu mente pierdes atención y capacidad de concentración.