¡Comparte en tus redes!

El día internacional del pene

alessia_di_bariHoy es el Día Internacional del Pene… sí, ¡ese día existe! De hecho, se celebra en Japón todos los días como hoy (15 de marzo). Es el día para el Hōnen Matsuri, una celebración shintoista para la fertilidad que se lleva a cabo (cada año) en la ciudad de Komaki.

Aunque la celebración, claramente tiene un ánimo festivo, también es un buen momento para reflexionar acerca del nacimiento y la renovación.

Así que, aprovechando que es un día para hablar de penes, masculinidad y renovación… platiquemos acerca de algunas creencias –un tanto limitantes- acerca de la sexualidad masculina. ¡Empecemos pues!

La masturbación y la relación de pareja… no son compatibles.

Muchos hombres –y también mujeres- tienen esta creencia. De pronto, muchos de nosotros sentimos que la masturbación es como una especie de “premio de consolación”… nada más alejado de la realidad. Si bien es cierto que algunas personas (sobretodo hombres) cuando están en una relación de pareja formal y/o estable, disminuyen la frecuencia de sus masturbaciones (generalmente, por culpa), no desaparecen… ¡Ni tendrían por qué! De hecho, las estadísticas dicen que las personas que estamos en pareja, nos masturbamos más que la gente soltera.

Así que, no te sientas mal si cachas a tu pareja masturbándose, no significa que no te quiera y/o te desee, ni que esté insatisfecha(o) con su vida sexual. Además, quién sabe, hasta le podría salvar la vida a tu galán: un estudio realizado en Australia, reporta que masturbarse reduce el riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

Los hombres SIEMPRE tienen ganas.

Tanto hombres como mujeres pensamos regularmente en sexo, por lo menos una vez al día… lo cual NO significa ¡que estemos dispuestos a tenerlo!

Los hombres no son máquinas sexuales, su tarea no consiste en darnos multi orgasmos y estar a nuestra disposición sexual 24/7. También a ellos les duele la cabeza, no están de humor, andan bajones de pila, tienen problemas en el trabajo, están cansados… o simplemente ¡NO TIENEN GANAS! Ser hombre no implica estar “ganoso” todo el día, todos los días… así que ¡no hay nada malo contigo (o con tu pareja) si tu(su) libido no está a full todo el tiempo!

El único responsable de darle placer a una mujer… es un hombre.

Muchos hombres –y mujeres- creemos que ustedes (los hombres) son los encargados de enseñarnos a nosotras (las mujeres) sobre nuestro cuerpo… ¡háganme el divino favor! Si apenas y conocen el suyo, conocer el femenino resulta mucho más complicado… además, no es su obligación. Lo ideal sería que cada quien descubriéramos cómo funciona nuestro propio cuerpo y posteriormente aprendamos a conocer el de nuestra(s) pareja(s).

Lo más importante es la penetración.

Yo no sé quién nos dijo que lo más importante al momento de una relación sexual era la penetración… ¡Chico favor nos hizo! Los genitales (la vulva, el pene y el escroto) son sólo una parte, sí (importante) de nuestra sexualidad, pero ni siquiera LA MÁS importante… no se trata de menospreciarlos, pero tampoco de ponerlos en un pedestal. Al momento de estar con alguien, todo es importante… los besos, las caricias, las miradas, la complicidad, el disfrute… el cuerpo completo. No te limites a una sola parte de ti… ¡aprende a sentir y disfrutar con TODO lo que tienes! Por eso bien dicen que “cuando la fuerza mengua ¡para esto está la lengua!”.

Estas son sólo algunas de las creencias más comunes que tenemos hombres (y mujeres) acerca de la sexualidad masculina. Espero que a partir de hoy, después de esto, podamos ser un poco más receptivos(as) y abrir nuestro horizonte sexual para poder empezar a tener una historia diferente. Para que, en el ideal de los casos, cada día nos acerquemos más y nos peleemos menos. ¡Linda semana!

Alessia Di Bari