¡Comparte en tus redes!

Felipe Ángeles

El Ego... ¿cómo ser exitoso y no morir en el intento?

Hace unos días asistía una cena dónde la mayoría de los invitados han alcanzado triunfos en su vida y para quién organizó la cena considera que los invitados eran los mejores en su tema; siendo el organizador un ser humano con grandes triunfos en la vida, pero el más sencillo del planeta, sabe quién es y lo que ha logrado pero no pierde su esencia.

Hasta ahí todo bien, ordenamos nuestros platillos y se sugirió una dinámica para conocernos entre todos, el anfitrión decía nuestro nombre y cada uno de los invitados comentábamos a lo que nos dedicamos y una que otra virtud hasta que el turno llegó a alguien que deseaba con urgencia ser el centro de atención; se presentó, comentó su profesión y luego se alargó comentando anécdotas que en realidad no eran necesarias.

Y fue entonces cuando medité unos segundos acerca de todos los que estábamos sentados ahí y me di cuenta que cada uno de los demás sabía quién era, que ya tenía una posición en la vida y se sentían orgullosos de ser ellos mismos y no necesitaban alardear de nada para sentirse a gusto con la vida.

Y en ese momento me di cuenta que mi presentación había sido la más corta, que los que ya me conocían al llegar a saludarme me decían te ves increíble, feliz, contento, delgado (Perdí 30 kilos hace 3 años y no los recuperaré jamás) pleno y muchos halagos más, pero hablaban de mí, no de lo que hago de trabajo.

Fue grato estar sentado alrededor de tanta gente exitosa, pero yo era parte de ese grupo y dentro de mí me felicité ya que mi dedicación ha dado resultados.

De esa manera llegue a la conclusión que los 4 puntos de pensamiento que he establecido en mi vida han funcionado y con gusto se los compartiré... tú que me lees, también tienes todo para triunfar en lo que desees.

1.- Yo Soy: Esta es la regla básica en toda vida para triunfar, debes de reconocerte como un ser individual, bueno, mental y perfecto. Que tú eres el único o la única que construye su destino, que eres el responsable de tú futuro y que  sólo debes concentrarte en tu triunfo aprovechando tus habilidades  y virtudes. Visualiza todos los días quién eres y hasta dónde vas a llegar.

2.- Merezco: Da por hecho que mereces todo aquello que deseas, que lo puedes obtener y disfrutar, pero es algo que solo te concierne a ti, ya que nadie te va a proporcionar el triunfo y si no te sientes merecedor de lo que deseas es un hecho que no llegará, en esta parte entra que el triunfo sólo es para ti y tu gente cercana, ya que si presumes o eres arrogante nada será perdurable.

3.- Soy abundancia: Olvídate de las ideas de pobreza, no veas la abundancia como un privilegio de pocos también la mereces en tu vida, que es una recompensa por lo que consideras que vales, yo todos los días repito esta frase al menos 21 veces (aunque yo lo hago por una hora) “Mi abundancia es mental y perfecta y yo la genero espléndidamente”  Pero no pienses cantidades que no te crees, ve poco a poco.

4.- Soy humildad: No importa cuales sean tus éxitos, recuerda que eres un ser humano que come, duerme, va al baño, se divierte, ríe y vive  ¿Sabías que las personas con más éxitos y dinero en la vida no presumen? Ya que se saben que pueden lograr lo que desean y su ejemplo puede servir a otros para alcanzar sus metas. No importa cuánto tengas solo importa quién eres.

La vida se vive una sola vez y es mejor que te reconozcan por quién eres y no por lo que pretendes ser.

Es simple, solo se tú, vive la vida, enamórate, equivócate, corrige, sonríe, come, duerme, viaja, ten noches de pasión, ten amigos, sé sociable, que el mundo hable de ti por quién eres y no sólo porque consideras que tienes un par de éxitos, al fin y al cabo esos son efímeros.

Felipe Ángeles