¡Comparte en tus redes!

El estrés en tu perro

shutterstock_291810944Tu perro puede generar estrés debido a situaciones que le provoquen miedo. Se trata de una respuesta natural y normal, pues tu mascota se anticipa al peligro. Pero hay ocasiones en que la anticipación al peligro real o imaginario, ocasionada por el estrés, puede ser exagerada y abrumadora en algunos perros, esto puede desarrollar desórdenes de ansiedad.

La ansiedad se caracteriza por varios cambios indeseables psicológicos y de comportamiento. Los diagnósticos sólo los puede realizar un médico veterinario tras un examen médico, revisión de su historial médico y de una evaluación de las condiciones ambientales por un especialista de comportamiento.

Signos de estrés

Si ves algunos signos de estrés y ansiedad en tu mascota no dudes en llevarlo al médico veterinario. Los signos pueden ser salivación excesiva, orinar en lugares no adecuados, cambios en el comportamiento alimentario, lamido compulsivo y malestar digestivo.

Causas

Algunas situaciones por las que tu perro genera estrés y ansiedad son: miedos a cuetes y petardos, la separación de su antiguo dueño, acudir al veterinario, la llegada de un nuevo animal en casa, está todo el tiempo encerrado, hospitalización, las mudanzas, remodelación en casa, tormentas y relámpagos o sonidos fuertes.

Cómo ayudar a mi perro estresado

  1. Identifica el problema. Es más fácil ayudarlo cuando sabes qué le ocasiona estrés y eliminas el problema. si pasa cuando lo sacas a pasear quizá le hace falta hacer ejercicio.
  2. Relájate. El perro tiene un nivel de empatía contigo, es capaz de adoptar tu estado. Así que si estás estresado él también lo estará.
  3. Modifica la rutina. Si está estresado por la llegada de un nuevo perro integra a su nuevo compañero en sus paseos. A veces eliminar el problema no soluciona el estrés, tu perro debe aprender a convivir.
  4. Dale espacio. Si se pone estresado por la llegada de otro perro dale a cada quien su espacio, cada perro debe tener sus propios juguetes y pertenencias. No lo excluyas si llega un cachorro a casa.
  5. Estimula su mente. Esto lo loras jugando con él y sacándolo a pasear, proporciónale juguetes interactivos, así estimularás su mente y se olvidará del estrés.
  6. Hazlo buscar. Esconde un objeto y haz que lo busque por toda la casa, también puedes llevarlo a pasear por nuevas calles para que se entretenga con los nuevos olores, motivaciones y ambiente.
  7. Elige la comida adecuada. Acude a tu veterinario para que te indique qué tipo de comida necesita tu perro. si vas a cambiar las comidas de cachorro por comidas de adulto hazlo gradualmente, mezclando ambas comidas.
  8. Veterinario. En caso de que tu perro continúe estresado llévalo al veterinario, podría ser una enfermedad cuyos síntomas no has identificado.
Alberto Brito