El invento que revolucionará el tratamiento del cáncer

¡Comparte en tus redes!

El cáncer de mama se mantiene como uno de los de mayor incidencia en el mundo. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se detectan 1.38 millones de nuevos casos, mientras que 458 mil personas fallecen a causa de esta enfermedad.

En América Latina y El Caribe el escenario no es mejor. Durante 2012 se detectaron 408 mil casos y se espera que para 2030 la cifra se eleve un 46%, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

De acuerdo con los especialistas, en la mayoría de los casos, el cáncer de mamá se detecta en etapas avanzadas, por lo que los tratamientos deben ser más agresivos y no garantizan una completa efectividad.

Con el propósito de ayudar en el control y tratamiento de esta enfermedad, científicos de la Universidad de Michigan (U-M) diseñaron un dispositivo que permitirá detectar y tratar las posibles recaídas de pacientes con cáncer de mama, sin recurrir a métodos de exploración invasivos.

Se trata de un implante que se colocará debajo de la piel para que atraiga y atrape las células cancerosas que circulan en el torrente sanguíneo. El objetivo es impedir que estas células se extiendan a otras partes del cuerpo y evitar así la metástasis.

Lonnie Shea, profesor de Bioingeniería e Ingeniería Química, en la U-M, explicó a la prensa que el dispositivo actúa como un señuelo que atrae las células cancerosas y las mantiene alejadas de los órganos vitales.

Al implantarse bajo la piel, dijo, el sistema inmunológico reacciona al dispositivo como lo haría ante cualquier objeto extraño: envía células para atacar al intruso. Estas células atraen a las cancerosas; las cuales terminan alojándose en la superficie porosa del implante.

Las primeras pruebas del dispositivo se hicieron en ratones infectados con cáncer de mama. Los resultados demostraron que las células se diseminaron 88% más lentamente en los pulmones de los animales que contaban con el implante.

Además, este desarrollo podría colocarse en pacientes con alto riesgo de padecer cáncer de mama para funcionar como un sistema de alerta temprana.

Shea expuso que el implante que se colocaría en los seres humanos sólo mediría algunos centímetros y estaría fabricado con el mismo material que se usa en las suturas quirúrgicas, por lo que se disolvería en el cuerpo con el paso del tiempo.

Aunque aún faltan varios años para que este dispositivo pueda ser usado en seres humanos, se cree que también podría colocarse a pacientes con cáncer de páncreas y próstata, pues al igual que con el cáncer de mama, la diseminación de sus células se da a través de la sangre.

¿Crees que el dispositivo funcionará? ¿Te lo colocarías?

 

Fuente: EFE, OMS, OPS