¡Comparte en tus redes!

El Mata Famosos

Manolo_fernandezLevanten la mano todos aquellos que en la infancia tenían un amigo al que le decían el “Nube Negra” por aquello de que a donde iba todo le salía mal o algo sucedía. El futbol es un deporte lleno de supersticiones, los futbolistas tienen cientos de amuletos, cábalas o costumbres que los acompañan a cada juego, algunos de ellos por ejemplo antes de ingresar a un partido, entran con el pie derecho, se persignan o besan el campo de juego.

Muchos de ellos juegan con imágenes religiosas dentro de las calcetas, o con alguna playera especial debajo de su uniforme, e incluso hay quienes no lavan su ropa interior cuando ganan un juego y no lo hacen hasta que se rompe esta racha de victorias. Una de las cábalas mas curiosas que se presentaron durante el mundial de Francia 98, era que Laurent Blanc (Jugador Francés) besaba la calva (el cráneo pues, que mal pensados son…) de su compañero y portero de la selección Fabián Barthez antes de cada juego, esta costumbre parece que dio resultado ya que Francia salió campeona del mundo.

Y así como hay cábalas o rituales que dan resultado, también hay maldiciones que ponen de cabeza a más de uno. Una de las más conocidas es la maldición del trofeo de la “Champios League”, esa copa conocida como la “Orejona” y que tan imponente se muestra a los jugadores al inicio de cada encuentro, pues dice la maldición que cualquiera que la toque antes de ganarla en la cancha está destinado a perder o a sufrir una tragedia, por ejemplo en el 2005 Genaro Gatusso (jugador italiano) tuvo la genial idea de tocar la copa el día que su equipo el Milán (equipo italiano) jugaba la final contra el Liverpool (equipo No italiano), su equipo estaba ganando al medio tiempo 3-0 y en la segunda mitad “PUM”, les empataron y les ganaron en penales.

En la final del 2004 Ludovic Giuly también tocó el trofeo antes de iniciar el partido y no solo provoco que su equipo perdiera, si no que además de la goleada salió lastimado. Esa final la ganó el Porto (equipo Portugués) al AS Mónaco (equipo Francés (bueno no es de Francia, es de el Principado de Mónaco, pero juega en la liga Francesa, si no entendieron no se preocupen, el chiste es que perdieron por andar de tentones)).

Pero sin lugar a dudas una de las peores maldiciones o “malas coincidencias” que se viven en el mundo del futbol, es lo que sucede con Aaron Ramsey, jugador Galés de 25 años que pertenece al Club Arsenal, y que pareciera estar como embrujado, y es que cada que se acerca a la portería rival, las celebridades de todo el planeta se ponen a temblar. La mala fama de este jugador llamado el Mata Famosos viene porque cada vez que mete un gol, alguien famoso o conocido a nivel mundial pierde la vida.

La llamada “Maldición de Ramsey” ha cobrado cerca de dos decenas de vidas, entre las que destacan Whitney Houston, Robin Williams, Paul Walker, Chavela Vargas, Osama Bin Laden y Steve Jobs entre muchos otros, y no es que este joven pertenezca a alguna mafia o algo así, simplemente las fechas en las que él festeja algún gol, desafortunadamente han coincidido con algunos de los decesos más sonados a nivel mundial.

Al inicio de este año se presentaron nuevamente dos macabras coincidencias, el 9 de enero de este 2016, Ramsey metió gol contra el Sunderland y si, ese día, falleció la leyenda británica de la música, David Bowie, y por si fuera poco, el día 13 del mismo mes que Ramsey se hizo presente en el marcador en el empate de su equipo 3-3, con Liverpool, falleció el actor de la saga de “Harry Potter”, Alan Rickman.

Por suerte Ramsey no es un anotador frecuente, de hecho cada vez que un portero rival le detiene un disparo, los aficionados llegan a decir que se ha salvado una vida, y si bien es cierto que todos los días y a todas horas muere mucha gente en el planeta, estas trágicas coincidencias han hecho que este jugador de 56 goles esté en el ojo del huracán.

Así que la próxima vez que escuchen que un tal Aaron Ramsey mete gol, solo por curiosidad busquen las noticias a ver si la maldición sigue cobrando vidas o simplemente se quedará como anécdota, nosotros seguiremos especulando y él seguirá sufriendo con el sobre nombre de el Mata Famosos.

Manolo Fernández