¡Comparte en tus redes!

El plan mundial ante tus ojos

El precio de desentenderse de la política es ser gobernados por los peores hombres.

Platón.

Javier Garrido

La política mundial. Gran maestra del ejercicio político nacional; tiene un plan mundial trazado de forma perfecta, ya que ha tenido una gama infinita de análisis y conoce de forma previsible. Todos los movimientos que nosotros como sociedad hacemos, definiéndolos como reacciones en masa.

Lo único que se ocupa es un elemento que ellos crean y se llama tendencias; estas, llegan a través de los medios de comunicación masiva, de forma pasiva.

Poco se puede hacer contra un enemigo silencioso, que duerme a nuestro lado, como un vecino, come en nuestras mesas, viaja con nosotros al trabajo y es parte de nuestras memorias sin darnos cuenta. Es esto que es indescriptible pero sumamente perceptible, Esto que llamamos “El sistema”. tiene un eje de movimiento y ejecución y es: la política.

¡Hablemos de política!

Creamos; para poder crear una forma distinta de este sistema, a través del conocimiento del mismo, a través de la práctica del mismo.

Lejos de críticas repetidas y sin propuestas objetivas aprendamos el significado y aplicación de la palabra poder.

El poder es: una facultad del espíritu, pero más aún, es el poder una práctica del ser.

Seamos y ejerzamos el poder. Esto está lejos de ser algo simple, porque no se trata de resultados inmediatos, pero es verdad que el logro existe y se verá el reflejo de ello; en el momento en que dejemos de recargar nuestras responsabilidades en los demás para después culparlos por ello.

Tomemos la historia en nuestras manos, pero no de aquella forma que nos contó el muro de Berlín (1989), hace 28 años; cuando algunos creyeron que un pedazo de piedra en sus manos era un símbolo de libertad y esperanza. No, más allá de muros físicos y amenazas de muros fronterizos, existen barreras que se han estado alimentando y fortaleciendo hace muchísimos años y hoy están ante nuestros ojos.

Estas barreras se encuentran dentro de nosotros entre la razón y las sensibilidades. Entre lo que queremos y lo que tenemos.

Tan cerca de nosotros que lo podemos ver entre un hombre y otro.

Llevándonos a ir perdiendo poco a poco la capacidad de comunicarnos entre nosotros y el interés de hacerlo, buscando evitar conversaciones de intereses objetivos por pláticas que nos lleven por aspectos simples y comunes.

Ignorando de forma completa la calidad de vida, por la sobrevivencia de vida social. Base fundamental para poner a germinar el temor.

Esto es parte del plan aplicado en los países del sur del planeta. Donde se promueve la carencia de un lenguaje que compra voluntades y ese lenguaje es: “el dinero”.

Existe un grupo en el caso ejemplar de nuestro país que sabe y conoce esto de sobremanera y hoy día son ellos; muchos sin tener una idea de todo lo que están provocando. Los que están hundiendo a nuestro país y llevando al fracaso toda idea de futuro que podamos tener.

Hablo de la clase política. Que carece de ideales y escrúpulos y que son sólo un eslabón en la provocación mundial. que tiene como objetivo el uso de una fuerza violenta desmedida.

Pongamos el claro ejemplo de los estados de: Veracruz, Chihuahua, Estado de México, Guerrero, Tamaulipas, Michoacán y Sinaloa.

Las noticias aunque ya no están del todo en los medios nacionales; aparecen de forma muy constante, donde se habla de violencia generalizada, robos, secuestro, decapitados, etc.

Sin duda todo esto está pasando, pero es de forma permisiva por todos aquellos que ocupan curules políticos y hablo desde gobernadores hasta el mismo representante del ejecutivo. Quienes con la mano en la cintura podrían usar los recursos de la nación para poner orden y llevar a nuestro país a un lugar muy por encima de donde hoy se encuentra. (Hablo de calidad en lo social, mejor educación, mejor sistema de salud, etc.)

Ellos tomando como único justificante el uso de los derechos humanos y las garantías universales, haciéndolos ver como los malos del cuento. Prostituyendo la nobleza y origen de estos derechos. Con el previsto fin de llevarnos a: el hartazgo social

Provocando que sean los ciudadanos quienes exijamos que use mano dura. Misma que en su apariencia de defensa, será la misma mano que presione nuestros cuellos.

El equilibrio esta en hacer que el poder llegue a los ciudadanos y también creer en nuestras instituciones, pero estando alertas y dando seguimiento con apego a lo legitimo y si lo legitimo es erróneo modificarlo.

Termino esta columna citando lo que cantaron perfectamente en sus versos aquel grupo mexicano llamado Molotov:

Si le das más poder al poder...

Francisco Javier Garrido Ruíz